Ronda

Isabel Aguilera vence a Teresa Valdenebro por tan sólo un voto en una tensa asamblea de militantes y se hace con la Secretaría Local del PSOE

La exalcadesa socialista ha obtenido 75 votos, frente a los 74 que ha logrado la actual regidora. El cónclave socialista, que ha durado más de tres horas y media, se ha desarrollado con algunos momentos de tensión

Encuentro de las dos candidatas tras el recuento de los votos de los militantes.

Parece increíble pero cierto. La exalcaldesa Isabel Aguilera se ha impuesto por tan sólo un voto a la actual regidora de la ciudad, Teresa Valdenebro, en la asamblea de militantes que se ha celebrado en la noche de este pasado miércoles en la Casa del Pueblo del PSOE y en la que han participado un total de 151 afiliados para elegir a la nueva dirección del partido.

En un cónclave, en el que de antemano ya se presentía que las fuerzas de las dos candidatas estarían muy igualadas, Aguilera ha contado con el respaldo del 75 militantes, mientras que Valdenebro se ha quedado con 74. Un voto de diferencia que sin lugar a dudas condicionará la vida de esta formación política en lo que queda de legislatura. Un voto ha sido nulo y otro en blanco.

La asamblea se inició a las 20.30 horas y ha finalizado rozando la media noche, cuando tras un complicado y complejo recuento, en el que se han mezclado votos para la dirección local y para un proceso provincial, finalmente, y tras mucha tensión, los componentes de la mesa han confirmado la victoria de Aguilera, quien tras conocer los resultados se ha acercado a Valdenebro para saludarla.

Las caras de descontento en el sector oficial de Valdenebro eran patentes, mientras que los seguidores de Aguilera no ocultaban su satisfacción, a pesar de haberse impuesto por un único voto. Incluso se han vivido algunos momentos de tensión que rápidamente han sido atajados.

Como dato significativo, el anterior secretario general del PSOE, Francisco Cañestro, que actualmente no milita en el partido y que se personó en la asamblea como simpatizante, no pudo entrar en la Casa del Pueblo y tuvo que seguir el proceso en la calle, hasta el momento en el que se realizó el recuento. Lo mismo le ocurrió a otros simpatizantes.

Este resultado supone un auténtico varapalo para la alcaldesa, que de esta forma ha constatado como su gestión en el Ayuntamiento desde la moción de censura, y su dirección en el partido, no cuenta con el respaldo de la militancia.

 


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*