Ronda

La nueva consejera de Salud de la Junta afirma que las “chapuzas” del Hospital son puntuales y sin importancia

La parlamentaria andaluza por el PP de Málaga Esperanza Oña ha lamentado hoy que la consejera de Salud, Marina Álvarez, haya ridiculizado e ignorado los problemas del Hospital de Ronda al ser preguntada en el pleno del Parlamento andaluz por estas deficiencias

Desde su inauguración de vienen denunciando una serie de deficiencias en en nuevo centro.

La parlamentaria andaluza por el PP de Málaga Esperanza Oña ha lamentado hoy que la consejera de Salud, Marina Álvarez, haya ridiculizado e ignorado los problemas del Hospital de Ronda al ser preguntada en el pleno del Parlamento andaluz por estas deficiencias, que ha calificado de puntuales y sin importancia.

“En vez de reconocer su error y asumir que después de diez años de retraso han inaugurado un hospital con no pocos desperfectos y problemas, dice que estas denuncias son ridículas”, ha señalado la diputada autonómica durante su intervención, en la que le ha recordado a Álvarez que “no será tan ridículo cuando muchos medios de comunicación se han hecho eco de estos problemas”.

“Y encima se burlan de quien lo denuncia, matando al mensajero en vez de afrontar sus responsabilidades y poner remedios a estos desperfectos que afectan a pacientes y profesionales”, ha subrayado la dirigente popular, que le ha recordado a la consejera que “no se gestiona la salud pública con eslóganes presuntuosos, sino reconociendo los errores, dando explicaciones, exigiendo responsabilidades, pidiendo perdón y presentando soluciones”.

En este sentido, Oña ha preguntado a la consejera si le parece una denuncia ridícula que no quepan las camas hospitalarias en los ascensores, que un hospital no tenga capacidad de poder reciclar, que un paciente que sea ingresado más tarde de las 21 horas no pueda tomar nada caliente o que las luces del centro permanezcan por fuerza encendidas las 24 horas del día.

Asimismo, el centro presenta otros problemas y defectos que, siendo menores, perjudican la labor diaria de los profesionales y la atención que se presta a los pacientes, como el hecho de que el vestuario de los quirófanos se encuentre a mitad de un pasillo en el que no debería entrar nadie con ropa de calle, algo inevitable por su ubicación; o que siga sin haber cocina y la comida se tenga que trasladar desde el antiguo hospital; todo ello cinco meses después de su inauguración.

“¿Todo esto le parece poco importante? ¿No cree que deba denunciarse en el Parlamento?”, ha preguntado Oña a Álvarez, que si bien le ha deseado una buena andadura como consejera de Salud, considera que su estreno “no ha sido nada bueno, ridiculizando esta problemática que requiere una solución y no una burla en el pleno del Parlamento”.

Por último, la parlamentaria popular ha lamentado también que la consejera se haya referido en su respuesta sólo al problema de los ascensores, obviando las otras deficiencias que tanto el PP como profesionales de este centro llevan varios días denunciando.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*