Ronda

El menor que se precipitó de forma accidental por el Tajo cumple su tercer día ingresado en la UCI sin cambios y en estado muy grave

En el último parte médico se indica que la situación es la misma y que no se han producido cambios en su estado, que sigue siendo muy grave

La Policía Nacional mantiene abierta la investigación para aclarar lo ocurrido en Blas Infante.

El estudiante del Instituto de Enseñanza Secundaria Pérez de Guzmán, de 16 años y natural de Cañete la Real, que se precipitó de forma accidental por el Tajo en la madrugada del pasado viernes cuando participaba en la fiesta fin de curso que se estaba celebrando en el paseo de Blas Infante, en la zona de la Sevillana, cumple hoy su tercer día ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Regional Carlos de Haya de Málaga, siendo su estado muy grave, según el último parte médico que ha sido facilitado este domingo.

En este sentido los médicos que lo atienden han informado que la situación es la misma y que no se han producido cambios en su estado, que sigue siendo muy grave. Al tratarse de un menor, no se pueden facilitar más datos al respecto.

Mientras tanto, la Policía Nacional mantiene abierta la investigación para aclarar las causas por las que el menor cayó al Tajo cuando participaba en un botellón en el paseo de Blas Infante. Igualmente, la alcaldesa ha convocado para este lunes una Junta de Portavoces, en la que la Delegación de Seguridad y la Policía Local informarán sobre este hecho y el dispositivo que se desarrolló en la madrugada del lunes, tras tener conocimiento de la celebración del botellón de los estudiantes.

Los hechos

El menor fue trasladado en la madrugada del viernes hasta el Hospital Carlos de Haya de Málaga en estado muy grave, tras sufrir un accidente y caer al fondo del Tajo de Ronda, por la zona de La Sevillana, cuando se encontraba celebrando junto a sus amigos la fiesta de fin de curso.

Según fuentes policiales los hechos ocurrieron sobre la 1,40 horas en la zona próxima al templete de la música del paseo de Blas Infante. El menor, al parecer, se encontraba sentado en el muro y por causas que se desconocen perdió el equilibrio precipitándose al fondo del Tajo.

Como consecuencia de este suceso se desplazaron hasta el lugar de los hechos efectivos de la Policía Nacional, Policía Local, Bomberos y servicios sanitarios, quienes iniciaron los trabajos de rescate.

Como primera medida fue acordonada la zona, evacuando a los cientos de jóvenes que se encontraban en el lugar celebrando el fin de curso en la madrugada de este viernes, tras las fiestas de graduación que se habían desarrollado en sus correspondientes centros educativos.

En una complicada operación de rescate, los bomberos, utilizando cuerdas y una camilla, tras varias horas lograron llegar hasta el menor, que se encontraba, según fuentes policiales, en estado grave, siendo trasladado de forma rápida hasta un hospital de la capital.