Opinión

Quién muerde la mano que le da de comer

En el pasado Pleno se volvía a tratar el asunto de la Almazara de Philippe Starck  y el tripartito quiso que pasara desapercibida la jugarreta que hicieron hace un año con este proyecto utilizándolo para desbancar  al Partido Popular a cualquier precio.

Valdenebro y Barriga han jugado a ser pirómanas y bomberas para dar la imagen de que los populares no podían seguir al frente del Gobierno metiéndole fuego al citado proyecto con el riesgo que ello conllevaba y, una vez conseguido su fin -coger el sillón- han necesitado de la oposición para apagar el incendio que ellas mismas habían prendido. Mientras, IU en su línea, manteniendo su principio de no tener principios mientras se lo lleven calentito.

Un año y medio lleva de retraso la Almazara cuyo único mal era que venía de la mano del Partido Popular, ahora el tripartito, para justificar este viraje intenta escudarse en las formas y no en él fondo cuando hace un año lo rechazaban diciendo que no le veían el más mínimo interés o que no cumplía con la estética andaluza. También se parapetan detrás de un informe de la Junta de Andalucía que lo único que dice es que si el proyecto cumple la legalidad vigente ellos le darán el visto bueno, como si pudieran hacer lo contrario, épico.

El PP, lejos de sed de venganza, ha actuado con coherencia y altura de miras, dejando a un lado sus intereses partidistas que podrían haber tumbado el proyecto. Pero no, se han mantenido en su línea y han conseguido en la oposición el consenso que buscó en el Gobierno y se lo negaron. Por encima de revanchismos, leales a Ronda.

Desgraciadamente, este sectarismo y malas formas del tripartito hacen que nos estemos quedando estancados y el tripartito se enfrente con instituciones que no gobiernan ellos y están dispuestas a colaborar con nuestra ciudad como la Diputación de Málaga que una vez más ha venido a taparle las vergüenzas a la Junta de Andalucía con los 200.000 euros para el acceso al Hospital Comarcal. Nuestro sabio refranero popular dice: “quien muerde la mano que le da de comer lame la bota de quien lo patea” y es justo lo que ocurre aquí con la Diputación de Málaga y la Junta de Andalucía hasta que la primera se canse de tanto desplante y cierre el grifo.

Afortunadamente, el pueblo los ha calado. Ellos se han dado cuenta, puesto que para intentar lavar su imagen y parar el impacto intentan ensuciar la de los demás en vez de trabajar –no se le puede pedir peras al olmo- y por ello, han desplegado una campaña en RRSS “hormigas blancas” intentando emborronar la actualidad con otras noticias que ya están más que debatidas y amortizadas, de las cuales, por cierto,  era coprotagonista su socio (el extinto Partido Andalucista).

 


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*