Ronda

El Ayuntamiento establece una normativa por la que no se podrá circular a más de 20 kilómetros por el casco histórico

También se está estudiando pasar de los 50 kilómetros actuales a los 30 kilómetros de velocidad máxima en el resto de la población

Los cuatro partidos políticos han anunciado que apoyan la reivindicación vecinal.

El Ayuntamiento de Ronda ha aprobado una nueva ordenanza municipal que entrará en vigor en las próximas semanas y por la que los vehículos no podrán circular a más de 20 kilómetros por hora por todas calles del casco histórico, que afecta a las barradas de la Ciudad, San Francisco y zona del Puente Nuevo, así como algunos espacios del Mercadillo, en el centro del municipio.

Según publican hoy los periódicos Sur y Málaga Hoy, la nueva normativa ha sido propuesta por la concejal delegada de Tráfico, Paqui González (IU), y fue aprobada en el último Pleno municipal con el visto bueno de todas las formaciones políticas. Una vez que sea publicada entrará en vigor y durante los primeros días se realizará una campaña informativa y se instalarán radares para controlar la velocidad de los vehículos. Posteriormente, una vez finalizada esta campaña informativa, se procederá a sancionar a los infractores.

Por otra parte, la Concejalía de Tráfico también está estudiando la posibilidad de regular la velocidad máxima en el resto del municipio, que en caso de llegarse a implantar supondría pasar de los 50 kilómetros actuales a los 30 kilómetros.

Con estas medidas, según se ha informado, se pretende mejorar la seguridad en las calles de Ronda y hacer más cómodos los desplazamientos para peatones como para conductores, explicaron.

Silencio sobre el corte del Puente Nuevo

Por otra parte, desde el equipo de Gobierno Tripartito (PSOE, PA e IU) de momento se sigue guardando silencio sobre su intención de regular el tráfico (se habló de restricciones de hasta un 80%) en el Puente Nuevo, hasta tanto no se analicen las propuestas con los grupos de la oposición (PP y APR), así como con los vecinos del Barrio de San Francisco y demás urbanizaciones afectadas.

Fuentes vecinales han insistido que su postura sigue siendo la misma y que por ningún motivo aceptarán cortes o restricciones en el Puente Nuevo, salvo para las obras de reparación del adoquinado de este monumento que está previsto para mayo, con una duración de 40 días.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*