Comarca

Parauta planta 60 pinsapos y 15 algarrobos en diferentes rincones del pueblo

El Ayuntamiento ha expresado su firme objetivo de continuar mejorando y embelleciendo el municipio a través de actuaciones que fomenten el respeto por el medioambiente y la integración del pueblo en su entorno natural

Operarios han plantado los pinsapos y los algarrobos en espacios del pueblo.

El Ayuntamiento de Parauta ha plantado en estos días alrededor de 75 árboles en múltiples espacios del pueblo estudiados con anterioridad después de que se solicitase apoyo a la Junta de Andalucía para llevar a cabo esta iniciativa. Los árboles elegidos han sido pinsapos y algarrobos, dos especies autóctonas que se pueden encontrar en diferentes puntos del entorno natural del municipio.

Desde finales de la pasada semana, operarios del Ayuntamiento de Parauta han sembrado 50 pinsapos pequeños, algunos de ellos en macetas para que adquieran una mayor envergadura antes de ser trasplantados en sus lugares definitivos, 10 pinsapos más crecidos y 15 algarrobos en diversos espacios de la localidad. Este hecho propiciará que, en un futuro, una vez crezcan los ejemplares plantados, numerosas zonas del ya de por sí bello municipio adquieran una imagen revalorizada, más natural y atractiva. Esto potenciará el encanto especial que tiene el casco urbano de Parauta, de fisonomía árabe, sinuoso trazado, calles estrechas y casas de un blanco impoluto.

Pinsapos y algarrobos forman parte de la rica flora de la Serranía de Ronda en general y del término municipal de Parauta en particular, que mayoritariamente se encuentra incluido en el Parque Natural Sierra de las Nieves. Muestra de ello es que entre las joyas medioambientales del pueblo destaca el vigoroso Pinsapar de Parauta, que goza de un excelente estado de conservación y está ubicado en las faldas del cerro Alcojona. Próximo a esa zona se encuentra el Pinsapo de las Escaleretas, declarado Monumento Natural y uno de los emblemas del espacio protegido debido a su enorme tamaño y a su edad estimada, más de 400 años. Los pinsapos son verdaderas reliquias de los bosques de coníferas terciarios y sus poblaciones se restringen a algunos puntos del extremo occidental de la Cordillera Bética, en las provincias de Cádiz y Málaga. Estos árboles, de porte elegante y piramidal,  pueden llegar a alcanzar 30 metros de altura y sus hojas son gruesas, rígidas y punzantes, de color verde oscuro.

Por su parte, el algarrobo es una especie muy extendida en el sur de Andalucía. Algunos estudios coinciden en que este árbol es originario de países como Arabia y Siria, aunque actualmente se extiende por toda la región mediterránea. El algarrobo es un árbol de poca altura, en general no sobrepasa los seis metros, corteza grisácea, copa amplia y muy densa y hojas perennes y compuestas. El fruto, la algarroba, es una legumbre alargada con semillas lustrosas y duras. Este árbol se adapta a todo tipo de suelos, especialmente a los calizos, y es capaz de soportar bien los periodos de sequía.

Por último, María del Carmen Gutiérrez, alcaldesa de Parauta, ha asegurado que esta iniciativa tendrá continuidad en años futuros, en los que se prevé seguir plantando árboles en el pueblo. Con actuaciones como esta, el Ayuntamiento de Parauta vuelve a poner de manifiesto su firme objetivo de continuar mejorando y embelleciendo el municipio a través de actuaciones que fomenten el respeto por el medioambiente y la integración del pueblo en su entorno natural.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*