Opinión

Guías turísticos; somos del Sur

Ronda es muy visitada, especialmente ahora que hay mucha crisis en las países mediterráneos del norte de África  que tienen la misma latitud que la nuestra y por consiguiente mismo clima y horas de sol.  Si Ronda estuviera en el norte de España, por mucho puente y Plaza de toros que tuviera, no sería ni mínimamente visitada como ahora, geográficamente ocupa el centro de Andalucía y estamos en medio de todo.

“Donde no hay odio ni guerra el amor se convierte en rey
tuve muchas experiencias y he llegado a la conclusión
que perdida la inocencia en el sur se pasa mejor!!
Para hacer bien el amor hay que venir al sur

……………………
Sin amantes, ¿quien se puede consolar?
sin amantes, esta vida es infernal”

…………….

Esta es parte de la letra de la famosa canción de Raffaella Carrá:  Hay que venir al sur.  Muchas cosas se dicen del sur y del verano, pero detrás de todo está el sol, que es el protagonista de todo, el causante de que nos sintamos más felices porque nos aporta vitaminas muy beneficiosas para nuestra salud, especialmente la D que ayuda a prevenir muchas enfermedades crónicas, entre ellas la depresión. El sur está asociado al Sol, pero también a muchos subproductos precursores de la  felicidad que todo el mundo pretende.   En el mundo de la Psicología se habla mucho de la serotonina como la hormona encargada de la felicidad por ser reguladora el estado de animo de las personas e igualmente de melatonina que es la hormona que regula los ciclos del sueño, importantísimo dicho sea de paso, para la vida placentera de una persona. Con el sol aumentan los niveles de testosterona, de manera que nuestro deseo sexual igualmente también aumenta, la temperatura, según el contexto, puede significar muchas cosas. El resultado de todo esto: nos sentimos más activos y mejor con nosotros mismos. Además, con esta subida del ánimo que nos proporciona el sol, nos sentimos más atractivos, más sociables, tenemos ganas de cuidarnos más y hasta reducimos nuestros niveles de cansancio, estrés y ansiedad. De sobra es conocido que el humor de la gente del sur nada tiene que ver con el de los del norte.  Cuando los niveles de serotonina son adecuados, tu cerebro es capaz de producir emociones y pensamientos positivos, mientras que cuando son demasiado bajos predomina la negatividad, tiendes a pensar lo que te falta por hacer o lo que has hecho mal en vez de enorgullecerte de tus logros, ves el lado negativo de todo y te irritas con facilidad por cualquier cosa.  Pero los numerosos beneficios del sol no son solo estos, sino que también cabe mencionar muchos otros de carácter funcional y por consiguiente aumento del número de defensas.

Con la exposición al sol, el cuerpo almacenará las vitaminas necesarias para pasar de la mejor forma posible los días más grises del invierno e intentar reducir la Alteración Afectiva estacional (SAD, en inglés), que muchas personas padecen.  Esta alteración la sufren de cerca muchas personas especialmente las mujeres que permanecen mucho tiempo encerradas en casa, y caracterizada por la presencia de síntomas depresivos en invierno que desaparecen cuando llega el buen tiempo.

 


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*