Comarca

Fauna de la Serranía de Ronda: Araña Lobo (Lycosa tarantula)

Es la tarántula europea, la mayor araña del Viejo Continente y su nombre viene del hecho de que su cara parece verse la figura de un lobo cuando se ve de cerca

Imagen de una araña lobo tomada en la Serranía. Foto Andrés Rodríguez.

Es la tarántula europea, la mayor araña del Viejo Continente. Cuando los europeos llegaron a América y vieron las enormes arañas que por allí existían les dieron el nombre de “tarántulas” ya que eran éstas las mayores que conocían. Por eso ahora  se ha cambiado el nombre, el de “tarántula” se reserva a las grandes arañas americanas, y las tarántulas europeas se han tenido que conformar con el bonito nombre de “araña lobo”.

Su nombre viene del hecho de que su cara parece verse la figura de un lobo cuando se ve de cerca.

La araña lobo es grande, ágil y da apariencia de fortaleza. Las hembras miden de 27 a 30 mm y los machos de 19 a 25 mm. El color del macho es blanquecino, mientras que la hembra es parda con marcas más oscuras y líneas en las patas. En realidad gracias a su color logra camuflarse muy bien. Los colores varían a menudo dependiendo del hábitat en que viven.

Como casi todas las arañas tiene ocho ojos. Tienen un muy buen sentido del tacto,

Son de costumbres nocturnas, pero en buen tiempo la hembra puede ser vista a la entrada de su cueva durante todo el día. La hembra de la araña lobo vive toda su vida en su gruta, desde la que caza agazapada en la entrada. Sin embargo, los machos, aunque se protegen en cuevas, recorren el territorio en busca de hembras y caza. Ambos utilizan las cuevas para hibernar. La cueva es en realidad una galería vertical que puede llegar a una profundidad de 30 cm, situada en terrenos pedregosos y soleados. Su entrada suele estar forrada de hierbas y palitos unidos con seda, formando un pequeño embudo. Su utilidad es la de evitar los ataques del escorpión amarillo (Buths occitanus), que es su más importante depredador. Es posible también que la altura del “embudo” sirva a los machos para evaluar la idoneidad de una hembra que, bien protegida de los depredadores, será más capaz de llevar a buen término su puesta. Además le indicaría las probabilidades de ser devorado por la hembra después de la cópula, puesto que cuanto más alta sea la protección, mejor alimentada está la araña que la construye y menos posibilidades de que esté hambrienta.

Aunque cazan al acecho, se las ha visto persiguiendo a su presa en distancias cortas. En su dieta están las moscas y grillos. Tienen un abdomen flexible y pueden comer mucho cuando tienen la oportunidad. Sin embargo, también pueden ralentizar su metabolismo cuando la comida escasea.

 


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*