Comarca

Las ‘Lágrimas de San Lorenzo’

Numerosos aficionados se concentrarán en La Ventilla en la noche del viernes al sábado para presenciar este fenómeno en una actividad en la que colabora La Asociación Astronómica Serranía de Ronda ‘Abbás Ibn Firnás’

Espectacular bólido en las Perseidas.

Un año más, y fiel a su cita estival, nuestro planeta  atraviesa la órbita del cometa Swift-Tuttle, produciéndose la “lluvia de estrellas” más popular del año: las Perseidas. Éste es un buen año para observarlas, esperándose un incremento considerable de meteoros que podría superar los 160 a la hora en las mejores condiciones de observación, pero estas previsiones siempre son una incógnita que nos pueden sorprender o decepcionar. La Luna estará en creciente y molestará un poco las primeras horas de la noche hasta que se oculte. El máximo tradicional se espera que esté comprendido entre las 10 de la mañana y la medianoche del 12 de agosto. Este año no hay unanimidad en fijar el mejor día para observarlas, mientras unos cálculos sugieren como mejor fecha la noche del 11 al 12, otros indican la del 12 al 13. Pero como  siempre merecerá la pena contemplar y deleitarnos con el firmamento,  pasando un buen rato con la familia y los amigos. Un aliciente añadido será la  observación de la conjunción de la Luna con los planetas Marte y Saturno y con la estrella Antares de la constelación del Escorpión. Para más información consultar el artículo de nuestro compañero Miguel Ángel Pezzi titulado “Lo que no te puedes perder en el cielo de agosto en la comarca de Ronda”.

Las Perseidas han debido ser observadas durante milenios por la humanidad, siendo los registros más antiguos de su actividad los que aparecen en los anales chinos del año 36 d.C. Como os podéis imaginar alrededor de las lluvias de meteoros existen numerosas historias y leyendas que ocuparían varios artículos, desde la tradicional petición de deseos, pasando por las creencias de algunos pueblos de la Amazonia que presagian picaduras de insectos, hasta  la más prosaica que nos hemos encontrado de un pueblo seminómada del norte de Argentina, los pilagas, que piensan que son “excrementos” de las estrellas. El popular nombre de “las Lágrimas de San Lorenzo” se le dio al coincidir el máximo de las Perseidas, en siglos pasados, con la festividad del mártir español San Lorenzo. La estrecha relación de esta lluvia con el cometa Swift-Tuttle 1862-II fue revelada por el astrónomo italiano Giovanni Shiaparelli, tras los  cálculos de la órbita de las Perseidas realizados entre 1864 y 1866, al coincidir un aumento espectacular de meteoros con la aparición el cometa en 1862. El Swift-Tuttle tiene un periodo orbital de unos 130 años siendo su última visita en 1992.

Las “estrellas fugaces” son partículas de polvo no más grandes que la cabeza de un alfiler, que se vuelven incandescente a causa de la elevada velocidad (70 km/s) y de la fricción atmosférica, dando lugar a las bellas estelas luminosas que surcan el Cosmos. Anualmente caen sobre la Tierra una media de mil toneladas de este material extraterrestre. Observando la bóveda celeste durante cierto tiempo es posible comprobar que muchos meteoros parecen proceder de una pequeña región del cielo. En este caso se habla de un “enjambre meteórico” y el punto del que parecen proceder se llama radiante que es realmente una ilusión óptica. Las Perseidas, que reciben este nombre porque su radiante se encuentra en la constelación de Perseo, entran en la atmósfera más o menos paralelamente, pero vistas desde una cierta distancia parecen converger en un punto, como ocurre con los raíles de una vía de tren en la lejanía.

Para contemplar una lluvia de estrellas debemos alejarnos de las luces de la ciudad, siendo a simple vista la mejor forma de observarlas,  pues los telescopios y prismáticos limitan el campo de visión.  Una buena hora para comenzar la observación es alrededor de las 2 de la madrugada, localizando Perseo al NE, esta constelación a medida que pasen las horas ascenderá en el firmamento aumentado la posibilidad de atrapar alguna “lágrima”. Como norma general se suele recomendar dirigir nuestra mirada hacia el Norte o el Este, aunque pueden aparecer en cualquier zona del firmamento.

La Asociación Astronómica Serranía de Ronda “Abbás Ibn Firnás” colaborará, la noche del viernes 12 al sábado 13, con el Área de Juventud y Deporte del Ayuntamiento de Arriate en la Ruta Senderista Nocturna “Paseo por las Estrellas” para explicar el cielo de verano y observar las “Lágrimas de San Lorenzo” en La Ventilla, lugar también elegido por la Sociedad Malagueña de Astronomía para disfrutar de las Perseidas.

A lo largo de la observación se rendirá homenaje al añorado profesor, amigo y compañero de asociación Paco Marín.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*