Ronda

El Pleno decide no devolver los 15,5 millones de euros de los aprovechamientos urbanísticos de Los Merinos

IU, que durante las últimas décadas ha mostrado un rotundo rechazo a este proyecto urbanístico, en la sesión plenaria ha defendido la viabilidad y legalidad de la actuación, junto a PP, PSOE y PA. Mientras, APR se ha abstenido

Los ediles de IU votaron en contra del proyecto en noviembre de 2015.

El Pleno del Ayuntamiento de Ronda ha aprobado esta mañana, a primera hora, con los votos a favor de PP, PSOE, PA e IU, y la abstención de APR, rechazar las tres reclamaciones que ha presentado la firma Club de Campo y Golf SA, contra el Consistorio, con las que solicitaba la devolución de los 15,5 millones de euros que esta promotora pagó por los aprovechamientos urbanísticos de Los Merinos, una urbanización que no llegó a ejecutarse.

A pesar de que el Plan Parcial de este proyecto urbanístico fue tumbado por una sentencia del Tribunal Superior de Justicia, por las deficiencias detectadas en el sistema de recursos hídricos, tanto el equipo de Gobierno tripartito (PSOE, PA e IU), como el PP, consideran que es viable y válido. Mientras, APR optó por abstenerse, ya que aunque estaba de acuerdo con no devolver el dinero entregado, considera que la actuación seguida por el Ayuntamiento no ha sido acertada.

El concejal delegado de Obras, Francisco Márquez (PSOE), manifestó en la sesión extraordinaria que la empresa que presenta esta reclamación no es la actual propietaria de los terrenos, cuya titularidad está en manos del Banco Popular, y que aunque el Tribunal Superior de Justicia emitió una sentencia contraria, “el Plan Parcial aprobado en 2006 puede desarrollarse”, por lo que no hay que devolver entregado por la promotora inicial por los aprovechamientos urbanísticos.

El portavoz de APR, Antonio Marín, se quejó de que la interventora no se encontrase en el Pleno, ya que quería saber con exactitud la cantidad que la propietaria de Los Merinos dejó de pagar en su día por los aprovechamientos y criticó a los miembros del Gobierno que no hayan “reclamado el abono de cerca de 2 millones de euros pendientes, ya que la mejor defensa es un buen ataque”. Por ello, aunque su grupo se mostraba a favor de no devolver los 15,5 millones, “nos abstendremos porque las cosas no se han hecho bien”.

Por el PP primero habló el concejal Fernando Corrales, quien desgranó el informe técnico elaborado por la Secretaría en el que “se pone de manifiesto la absoluta vigencia y validez del proyecto de los Merinos Norte”.

La intervención más contradictoria la protagonizó el portavoz de IU, Álvaro Carreño, teniendo en cuenta que esta  formación política ha mantenido durante las últimas dos décadas un rotundo rechazo a este proyecto urbanístico. Pese a ello también votó a favor en el Pleno, donde en el informe presentado a aprobación se planteaba la viabilidad y legalidad del mismo y la decisión de no devolver las cantidades abonadas por los aprovechamientos. Los argumentos que ofreció Carreño para justificar el cambio de postura de IU en este tema fueron que “vamos a desestimar esta reclamación por el interés de Ronda y de los rondeños,  así de claro, sin entrar en si nos gusta o no este proyecto, que nunca nos ha gustado”.

La portavoz del PA, Isabel Barriga, siguió las mismas tesis planteadas por sus socios de Gobierno en este asunto.

Seguidamente tomó la palabra la portavoz del PP, Maripaz Fenández, quien afirmó que este asunto se ha presentado a Pleno demasiado tarde, “cuando se trata de un tema muy  grave que hay que resolver con más premura, recordando que el máximo responsable de toda esta situación es la Junta de Andalucía, que fue la que aprobó el Plan Parcial y la que después “dejó tirado al Ayuntamiento y no quiso presentar con nosotros el recurso de casación”.  Finalmente Fernández se dirigió de forma directa a Carreño señalándole con segunda intención que “bienvenido a la defensa de este proyecto”.

Cerró el Pleno la alcaldesa, Teresa Valdenebro, para volver a explicar el motivo por el que se rechazaban las reclamaciones de la promotora.

Una de las frases que se emplearon fuera de lugar y de tono, teniendo en cuenta la solemnidad que supone un Pleno Municipal, fue la que protagonizó el socialista Francisco Márquez, quien dijo en un momento de la sesión que no se hagan “pajas mentales”. Intervenciones como la señalada anteriormente se vienen dando con bastante frecuencia en los últimos plenos.