Opinión

Y, ¿aquí quién dimite?

Tras un reflexivo y necesario respiro vacacional aquí estamos de nuevo para analizar la actualidad de nuestra ciudad, cuando recordemos,  han pasado ya cuatro meses desde que presentaron la moción de censura con la que nos prometieron que iban a cambiar Ronda.

Empezamos el primer día del mes de julio recibiendo una ilusionante nota de prensa, emitida por el Gabinete de Comunicación del Consistorio, supuestamente supervisada y aprobada por el edil de Propaganda, en la que literalmente se decía: “La Junta concede los cursos de 3º y 4º del grado profesional al Conservatorio de Música de Ronda. La regidora anunció que, a partir del año que viene, se contará con estos dos nuevos cursos, lo que hará posible que muchas familias de Ronda y la Comarca puedan dejar de desplazarse a Málaga para que sus hijos e hijas sigan cursando sus estudios musicales. Añadió (la alcaldesa, Teresa Valdenebro) que es una noticia muy importante para la ciudad y quiso dar la enhorabuena a los padres y madres que llevan luchando durante años para conseguir que se den estos pasos. Aseguró que no solo será un beneficio económico por el ahorro en viajes sino en lo personal por la facilidad de poder tener esta ampliación de la oferta educativa musical de la ciudad”.

Lógicamente como rondeño, y además contar con dos miembros en mi familia que cursan estudios musicales, la alegría fue enorme y celebramos la noticia como se merecía. Pero, como ya todos sabemos, pasaron los días y ese anuncio tornó del blanco al negro. De haber asegurado la alcaldesa que Ronda tendría estos dos cursos para este año, pasamos a que era una sólo una intención. De haber logrado que nuestros estudiantes no tuviesen que ir más a Málaga para completar su formación  musical, a que se estaba haciendo todo lo posible. En definitiva, otra más del Gobierno tripartito y otro desplante más de la Junta de Andalucía para con Ronda.

Eso sí, Torre del Mar, situado a quince o veinte minutos por autovía de Málaga, sí los tendrá. Ronda, a más de una hora por una carretera infernal, pierde de nuevo. Así nos va.

Metedura hasta el corvejón. Hasta tener las cosas confirmadas hay que callar. Cosas de principiantes e inexpertos, pero a la vez atrevidos y sobrados.

Pero este comienzo de mes nos trae más cosas que son al menos para meditarlas. Me alegro enormemente que Los Dólmenes de Antequera hayan conseguido ser nombrados Patrimonio de la Humanidad. Bien por los antequeranos que han trabajado por ello, con el apoyo incondicional de las distintas administraciones. Mientras, aquí en Ronda, nos tenemos que conformar con un anuncio realizado por el consejero de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía en relación a que el próximo año el Puente Nuevo podría ser declarado Monumento Natural. Hay diferencia.

Esta dejadez se la debemos a quienes ostentaron durante la pasada legislatura, y ahora también lo hacen, la Delegación Municipal de Turismo, que sin saber por qué decidieron dejar en un cajón de Santo Domingo el expediente para declarar a Ronda Patrimonio de la Humanidad.

Pero volviendo a lo que nos depara este verano no puedo ser muy optimista, ya que también se nos confirmó desde la Junta, no hace mucho, que Ronda no tendrá este año una segunda piscina municipal, ni cubierta ni descubierta. Para la Ciudad del Tajo, como siempre, nunca hay dinero en Sevilla.

Por cierto, aún estoy esperando a que el concejal delegado de Obras explique a los rondeños el motivo por el que también han decidido dejar fuera de esta legislatura la aprobación del nuevo PGOU. Recuerden que era uno de los principales motivos esgrimidos para presentar la moción de censura, al igual que la elaboración de los presupuestos municipales.

¿Saben ustedes algo de las cuentas públicas del Ayuntamiento para este año?; ¿no?, yo tampoco.

Pero lo mejor está por venir. El lunes tenemos Pleno municipal para aprobar que no se le devolverá a Club de Campo y Golf los 15 millones de euros por los aprovechamientos urbanísticos de Los Merinos. Será curioso ver cómo los dos concejales de IU levantan la mano para decir que el proyecto “es viable”, con lo que han largado y denunciado. Ya saben lo que decía Groucho Marx: “Estos son mis principios, si no le gustan, tengo otros”.

Y cuando todo esto sucede en Ronda, ¿aquí quién dimite?


Un comentario en “Y, ¿aquí quién dimite?

  1. bandolero

    por que tiene que dimitir nadie????’dimitio la concejala ……..cuando en la caseta municipal no hubo bar el primer dia………dimitio esa concejala cuando abrio las puertas de la caseta municipal 15 minutos despues de que empezaran las actuaciones, habiendo gente que pago su entrada………….ha dimitido algun concejat cuando a la banda arunda le han robado cableado de luz……………ha dimitido algun concejal por algo…………..

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*