Entrevistas

José Navío: «El sentido que tiene el parador es la ciudad de Ronda»

Doce años después, vuelve a estar al frente de la dirección del Parador de Ronda. Tras su paso por tres importantes paradores nacionales, Navío quería regresar a Ronda y para él es como un sueño el volver a reencontrase con un equipo que el contribuyó a formar y con una ciudad a la que tanto cariño tiene. Un sueño ya logrado y en el que ahora volcará toda su sabiduría y experiencia. Ilusión, desde luego parece que no le falta

“Volver a encontrarme con el equipo de trabajo de hace 12 años me hace una enorme ilusión”

Ha vuelto a ocupar la dirección del parador de nuestra ciudad. Una segunda etapa que me imagino que afronta con muchísima ilusión
Evidentemente, hace doce años que dejé Ronda y me ha perseguido por unas razones y por otras la idea de volver. Aquí encontré durante 6 años, mi primera etapa, la verdad es que he vuelto a mi casa. Lo siento así porque laboralmente y en lo personal tengo muchos alicientes en todo. Me reencuentro con un equipo que dejé hace 12 años y que los veo como los dejé porque este restaurante, esta cocina, las chicas de mantenimiento, la administración…el espíritu sigue estando aquí y reencontrarme con algo que fue exitoso en una época de mi vida en lo personal, en los profesional, en las relaciones laborales y en las personales es una suerte. Siento, o al menos a mí me lo parece y no quiero ser presuntuoso, que como que hay más facilidad para acercarse al parador cuando yo vengo por aquí.

“Volver a Ronda era una necesidad desde el plano personal. Siempre me he sentido muy ligado a la ciudad”

¿Volver a Ronda era un deseo o casi una necesidad?
Era una necesidad en lo personal porque desde que me fui por circunstancias personales he seguido muy ligado a Ronda ya que me enamoré de una rondeña y ella por sus circunstancias no podía venir a donde yo estaba y yo siempre tenía en mi albergada la posibilidad de poder regresar. Así ha sido, ha tardado 12 años, y se cumple el refrán del que la sigue la consigue.

Doce años que ha aprovechado para adquirir más experiencia. Díganos un poco por donde ha andado y como le ha ido porque sabemos que ha estado en paradores de prestigio.
La verdad es que he acumulado muy gratas experiencias, tengo que hablar maravillas de los destinos donde he estado realizando mí trabajo profesional, también con equipos maravillosos y tengo que recordar los cuatro años que estuve en Mojácar, en el levante almeriense, donde hay un parador espectacular por su situación justo al lado del litoral del Mediterráneo. Esa fue la primera experiencia que tuve al irme de Ronda y estuve allí 4 años fantásticos, hasta que tuvimos que realizar obras en el mismo, y la dirección de Paradores creyó conveniente no tenerme varado y me mandaron a Jarandilla de la Vera (Cáceres), a actuar un poco de ‘bombero’, un compañero estaba de baja por enfermedad y la verdad es era un palacio extraordinario en una comarca preciosa y guardo buenos recuerdos de esa breve estancia. Finalmente obtuve un destino definitivo en Carmona (Sevilla), donde he permanecido durante ocho años antes de la reincorporación a Ronda en la que tanta ilusión había puesto. Era un parador fantástico, en el que se realizó un maravilloso trabajo arquitectónico y muy frecuentado por visitantes internacionales.

Una situación muy parecida en ese sentido a la de Ronda
La verdad es que si. Hay que tener en cuenta que el 80% de nuestros clientes son extranjeros y por tanto tenemos también que trabajar adaptándonos un poco a sus costumbres.

Me ha dicho que sintió una alegría especial porque se ha reencontrado con muchas personas que dejó hace 12 años, pero no sé si el parador lo ve ahora con distinta vista a como lo veía en aquellos tiempos. ¿Qué pensó al llegar?
Vengo alimentado de ilusión de muchas ganas y quiero lo mejor para este parador. Mi ojo crítico, el que tenemos todos los que sentimos esa vocación, me dice que tenemos que hacer cosas para mejorar. Me he encontrado con un gran equipo, han pasado 12 años por el establecimiento, pienso que tampoco los años que han pasado han sido los mejores, porque aunque no afectó en nada a Ronda, en Paradores hubo un expediente de regulación de empleo y eso siempre crea una cierta inquietud. En Ronda ya digo que pasó casi de puntillas ya que aquí la plantilla estaba ajustada y no se encontraba sobredimensionado de personal como pasaba en otros establecimientos de este tipo. Ha habido que hacer una serie de ajustes y eso ha afectado igualmente a todos con lo cual durante algún tiempo no hemos tenido los recursos económicos necesarios para tenerlo a punto. Ahora nos estamos recuperando y esos años nos han servido para resituarnos económicamente, el parador y paradores en su conjunto están dando un balance positivo y eso nos conduce a que yo pueda hacer peticiones para este parador y que renovemos muchas cosas. Igualmente, las instalaciones, lo que son servicios de calderas, cocinas, etc, se deterioran y requieren de una reposición. Por eso, este año me voy a ocupar mucho para el año que viene hacer una renovación de muchas cosas.

Me imagino, porque José Navío siempre ha sido un hombre abierto a proyectos y a pensar cosas para darle al parador mayores alicientes que ya estará pensando en montones de cosas…
Sí, desde que he llegado he visto las distintas áreas del establecimiento. En las habitaciones estamos trabajando muy bien, en la cocina por lo que sea ha surgido una competencia normal en la ciudad, que lógicamente ha hecho que se reparta el pastel de los clientes. Ese es un punto que debemos corregir, el que la cafetería no está aprovechada suficientemente y vamos a potenciarla de alguna manera. Próximamente informaremos de esos planes de mejora que rondan en mi cabeza y que muchos de ellos están en estudio, la mayoría van a venir pronto y queremos que los rondeños cuenten con el parador y vengan a disfrutarlo.

Hemos dicho como ha encontrado el parador, aunque en este tiempo ha venido a Ronda de visita constantemente me imagino que cuando venía de pasada no la miraba igual que como la mira ahora, por decirlo así, profesionalmente. ¿Cómo ha encontrado la ciudad?
La verdad que encuentro un crecimiento importante a pesar de que ha habido años complicados económicamente, veo más restaurantes, más negocios, un nivel de visitantes muy alto, sobretodo desde el 1 de febrero que estoy aquí diariamente y noto esa marabunta de clientes que nos llegan en masa, especialmente asiáticos y fundamentalmente coreanos y chinos, supongo que serán líneas aéreas que se han abierto e iré informándome de que manera llegan aquí y cómo se han captado. En cada rincón de Ronda estoy viendo una cámara de un asiático y me quedo muy sorprendido. Es una promoción que están haciendo ellos solos y si multiplicamos cada uno de ellos por 20 es una barbaridad de clientes potenciales. Si nosotros les ponemos la alfombra y los acogemos con una sonrisa, una buena calidad de servicios y productos de calidad, ahí tenemos un segmento de clientes enorme. Tenemos que adaptarnos a ellos pero sin perder nuestro sabor típico.

Conocer al visitante siempre es un punto a favor…
Es muy importante y eso Ronda en general es una ciudad cuidada, en comunicaciones falla un poco, se han intentado mejorar los canales de llegada y ahí están, no quiero hacer una censura porque yo también cojo el coche y veo las dificultades. También he visto más fluidez en el centro, se han hecho calles peatonales, calles de una única dirección…creo que se ha pensado mucho en el visitante y lo importante es que se trabaje por Ronda y creo que se ha demostrado que en ese aspecto se ha realizado un buen trabajo desde el Ayuntamiento.

¿Ha tenido ocasión de ponerse en contacto con ellos para exponerles sus ideas y crear una línea de colaboración?
Oficialmente no, he visto a determinadas personas, pero este primer mes me he dedicado a tomar contacto pleno con el establecimiento y de verdad que tengo esos planes para gestionar el espacio y a sumar relaciones sociales, corporativas, etc. Todo será en su momento, en este primer mes ya he hecho un balance de situación y planes inmediatos para acometer, otros a medio plazo y otros a más largo. Las relaciones siguen, estoy pendiente de visitar a la alcaldesa, o de que ella venga aquí, pero creo que ya sabe que tengo intención de ponerme a su disposición, hace poco ella acudió a Carmona a una inauguración de una exposición. Con ella, la relación se ha mantenido siempre cordial al igual que con personas de otros signos políticos. Nosotros estamos para trabajar con todos y en ello seguiremos (La entrevista se realizaba en la mañana del jueves y todavía no se conocía la presentación de la moción de censura que apartará a Mª Paz Fernández de la alcaldía de Ronda).

“Siempre he trabajado para que el Parador esté abierto a los rondeños y que ellos sean los primeros en disfrutarlo”

Su gran objetivo en aquella primera época era abrir el parador a los rondeños y me imagino que ese objetivo sigue ahí porque es inherente a su forma de ser
Si sí, creo que hay que generar espacios y aprovecharlos para los rondeños, cuando vi el hall de ese bar toril que tenemos o estas terrazas con estas vistas tan cuidadas y pienso que los rondeños que no lo aprovechan, me fastidia mucho. Estamos abiertos a turistas nacionales, internacionales, pero el primero en el que pensamos es en el que está permanentemente aquí.

Les da un poco de susto a los rondeños entrar en el parador, parece que por la fama de los precios o no sé porqué puede ser.
Los precios podemos estar equiparados perfectamente a otros establecimientos. Aquí las elaboraciones tanto para cafetería como las comidas calientes, con buena música, en relax, me fastidia que no esté suficientemente aprovechado. Ya digo, no existen barreras para que disfruten los rondeños de este espacio y uno de mis objetivos será abrirlo para que todos puedan hacerlo con comodidad.

“En mi anterior etapa, llegamos al 95% de la ocupación media, quiero volver a conseguirlo y superarlo si es posible”

Nunca se puede decir para cuánto, pero ¿cree que ésta estancia va a ser para largo?
Me gustaría, ya tengo una cierta edad y no niego que me gustaría jubilarme aquí por distintas razones, en lo profesional me he sentido muy realizado allá donde he estado y mi etapa aquí fue crucial, conseguir un 95% de ocupación media anual en un hotel es algo increíble. En aquella época se alcanzó y quiero que volvamos a lograrlo, con ello todo el mundo estará contento y satisfecho.

Cree que cuando ve que el trabajo da sus frutos y se consiguen objetivos importantes, ¿el trabajador se involucra más?
Creo que todo el mundo se siente satisfecho, hay una cosa importante que no podemos obviar como es que el fomento del empleo viene a través de la actividad, si nuestra actividad sube voy a emplear a más personas. El consumo se incentiva de esta manera, el parador no sería nada si Ronda no estuviera aquí, el sentido que tiene el parador es la ciudad de Ronda en sí, hay que aprovecharla y ofrecer lo mejor de nosotros. Y pienso que si este parador hubo un momento que dio tanto y ha seguido dando mucho de una forma o de otra, nosotros tenemos que intentar mejorarlo.

Le voy a dejar 30 segundos para mandarle un mensaje a los rondeños…
Solamente decir que José Navío está aquí a la disposición de la ciudadanía como estuvo durante otros seis años en otra etapa, que he vuelto con muchas ganas de saludarlos y reencontrarme con cada uno y con ganas de conocer a aquellos que se hayan sumando. La verdad que quiero abrirme a todos y ofrecer este establecimiento, que sepan que hay un grupo de personas que les va a tender la mano y que les va a facilitar cualquier petición familiar, de celebración, de cualquier tipo de encuentros que necesiten…las van a tener en el parador.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*