Entrevistas

Isabel Mota: «La persona que desarrolla esta enfermedad solo se recupera con un buen tratamiento»

La psicóloga nacida en Benaoján, aunque rondeña de adopción, ha ejercido su profesión siempre a caballo entre Ronda y Sevilla, ha abierto nuevos horizontes con la inauguración en la capital malagueña del Instituto Galeno que constituye un hito en la lucha contra las adicciones y que vienen a cubrir un importante vacío que en ese sentido existía en Andalucía Oriental

¿Cómo os decidisteis a dar ese paso?
Tras los 10 años que llevamos ya en Sevilla con el centro Instituto Galeno y dado el alto porcentaje de personas que se recuperan nos hemos atrevido a ocupar la gran demanda que había en Andalucía Oriental, que nos decidimos a dar respuesta a esa petición de personas que piden tratamiento.

Lleva este proyecto junto a un hombre que ha colaborado y que ha venido muchísimas veces a Ronda como es Jose Luís Gómez, más conocido como Pepe el Marismeño. Sobre el índice de recuperación, ustedes hablaban aproximadamente de algo más del 80%, ¿ese porcentaje se puede subir?
Hombre claro, si uno hace el tratamiento tal y como se pauta, el tratamiento funciona al 100%, la prueba la tienes conmigo y con Pepe, pero claro cuesta trabajo cumplirlo a veces. Y esto lleva a la persona a abandonarlo un poco antes. Los tratamientos hay que empezarlos, pero también terminarlos, por lo que si uno lo hace completo, se recupera totalmente.

Isabel, lleva muchos años trabajando en nuestra ciudad con ALFARO, ¿qué te ha aportado a ti ese trabajo de psicologa al mantener el contacto directo con tanta gente?
A nivel personal gran satisfacción y en lo profesional, voy conociendo cada vez menor esta compleja enfermedad, como hay que diagnosticar, cómo hay que tratar, cómo es el perfil de la persona que demanda el tratamiento, cada día vas aprendiendo.

Tratan ustedes muchos tipos de enfermedades y adicciones porque ahora estamos hablando de drogas, alcohol, de ludopatía, de compras compulsivas…cada una tiene sus peculiarodades, ¿cada enfermo también es diferente o algunos comparten las mismas características?
Es una pregunta muy importante y a la vez muy compleja. La enfermedad de adicción es una, no hay muchas distinciones dentro de ella, no hay un enfermo de adicción a la cocaína o enfermo de adicción a las compras. La enfermedad es una, hay un consumo o un uso compulsivo que puede variar según en que persona o un comportamiento patológico y eso provoca una forma de ser patológica , esa es la enfermedad, es decir, el hábito o la dependencia se asocia a una enfermedad. La enfermedad en el fondo no es lo que la persona consume, eso no es más que uno de los síntomas. Hay otros que son la manipulación, la obsesión, la impulsividad, los cambios de humor, la prepotencia…son unos rasgos de personalidad que se alteran.

Muchas veces se asocia, por ejemplo la adicción a las drogas con la juventud, la adicción a la ludopatía con unas personas de más media edad. ¿Se pueden establecer esos parámetros o realmente es muy difícil establecerlos?
Bueno, hay una escalada de consumo. Hoy día el perfil del consumo es empezar con el alcohol, empiezan a coquetear con el cannabis por el hecho de que consideran que es una droga poco perjudicial, cosa que es incierto. A partir de ahí empiezan a probar otras drogas ilegales como cocaína o heroína. O en el perfil del alcohólico, una vez que el alcohol adquiere mucha tolerancia, la persona necesita colocarse con otra cosa o jugar a las máquinas. Por lo que va buscando ese colocón que ya no está cambiando el tipo de sustancia o el tipo de comportamiento, pero la enfermedad siempre es la misma.

Se van buscando más sensaciones por decirlo de alguna manera…
El adicto/a es adicto/a a la evasión, al colocón, va buscando eso que en él mismo ya no existe.

Cuando ve a un enfermo por primera vez, imagino que es difícil para usted, pero también para el enfermo llegar a ese punto, ¿le cuesta abrirse?
A veces, es porque el síntoma principal de la enfermedad de adicción es que lo que a uno le pasa no tiene nada que ver con lo que uno consume, esa negación es lo que alimenta el autoengaño en la persona, la mentira para defender el consumo porque dejar de consumir, aunque aparentemente parece muy fácil y lo es, pero no volver a hacerlo nunca más es muy difícil y entonces el reconocer que uno tiene esta enfermedad es lo que más cuesta. Ahí elpaciente, crea como una coraza, donde se mete y se anestesia con la sustancia y de ahí no se puede salir sin un tratamiento.

Hay una droga que no se habla prácticamente nunca de ella y que en los centros de drogadicción no suelen especializarse para tratarla, es el tabaco, que probablemente sea la adicción más grande que haya. ¿Por qué el tabaco pasa tan suave por llamarlo así?
No es que pase tan suave, es igual o más peligrosa que las demás. Cuanto tu vas a un centro de tratamiento y tu demandas ayuda, no porque tu quieras dejar de consumir, tu demandas ayuda porque en el trabajo no te funciona bien, eres agresivo, tu mujer te ha dejado…tu vas demandando tratamiento por las consecuencias que tiene ese consumo. Digamos, que la persona no pide ayuda porque haya tenido un infarto o el alcohólico porque haya tenido un problema de hígado, pide ayuda por las consecuencias que hay a nivel social, a nivel personal, más que a nivel físico. Con el tabaco se ve más el daño a nivel físico, entonces es muy difícil de que se llegue a un centro de tratamiento de otras sustancias, pidiendo ayuda para el tabaco. Lo que pasa que una vez que uno se recupera de otras sustancias, dejar de fumar, entre comillas, es relativamente fácil. Se trata de que la persona deje cualquier tipo de droga, y a otra que no se le da tanta importancia es el consumo de hipnosedantes o ansiolíticos que son drogas recetadas, y es para mi una de las más peligrosas que hay y de las que más difícil es recuperarse.

Sí, porque el que empieza a tomar pastillas para dormir las toma de por vida y eso es muy difícil de recuperar, pero tampoco se tratan en esos centros especializados porque tenemos de alguna forma las drogas muy interiorizas en la sociedad…
Sí, eso que decía antes de los jóvenes y el perfil que hay de politoxicomanía es el reflejo de que la droga y la manera de acceder a ella es fácil en esta sociedad.

Para los enfermos uno de los problemas es la destructuración de la familia y realmente ellos en ese momento es cuando más necesitan el apoyo de los amigos y familiares, es decir, que la familia sea partícipe del tratamiento y sea también pues aliada en este caso de los profesionales…
Suele ser la familia la que le da el primer empujón, la primera en pedir ayuda. Es importante también la actitud que mantenga con el paciente a lo largo del tratamiento. El familiar durante muchos años va entrando en la manipulación del adicto. La familia por este motivo suele estar muy mal, está incluso peor que el adicto. Es importante que se recupere, primero por ellos mismos porque tienen que empezar a estar bien y segundo porque también así le facilita un poco el camino al adicto o a la adicta.

Para una profesional que trabaja en este tipo de problemas ¿realmente se llega a empatizar con el enfermo?
Es fundamental sobre todo que el paciente empatice con nosotros, con el profesional que le va a ayudar a tratarlo. Para que la persona se recupere uno de los requisitos es crear un enganche terapéutico, es decir, la persona tiene que conectar con el profesional. La terapia grupal funciona en el tramiento de las adicciones por este motivo ya que fomenta la adherencia terapéutica entro otras características que tiene este tipo de terapia.

Eso me imagino y te honra mucho reconocerlo, porque cuesta mucho trabajo salir, pero eso además creo que para el enfermo es fundamental. Se tiene que abrir más rápido, ¿no?
Se pierde mucho en reconocer que se tiene esta enfermedad, la adicción es una enfermedad cerebral primaria, crónica, de los circuitos de recompensa y está catalogada como tal, pero la persona se cree que es un vicioso y prefiere estar diagnosticada de cualquier otra enfermedad antes que de la adicción ya que esto provoca mucha verguenza. Cuando la persona realiza el tratamiento siente, al contrario del inicio, una liberación al entender que no es una mala persona, ni un vicioso, sino un enfermo.

¿Cuesta recuperarse de esta enfermedad?
Al principio cuesta porque dejas unos hábitos, la sustancia después de muchos años en el organismo provoca muchos cambios de humor, alteraciones, ansiedad, insomnio, depresión, pero a la larga vas aprendiendo a vivir con pequeñas cosas, vas aprendiendo de todo y te das cuenta de que puedes vivir muy feliz sin consumir.

Vive usted muchas sensaciones, alguna imagino que tristes, pero otras muy alegres porque como profesional cada vez que ves a un paciente por la calle y lo ves fantásticamente y recuperado, dirás algo he hecho yo, ¿no?
Hombre, esto es un trabajo donde uno se siente muy bien porque aportas a las personaa e indirectamente a la sociedad mucho bienestar. Cuando veo tanta gente que llega mal y lo ves en la calle recuperado con su familia, feliz… la verdad es que siento un placer inmenso.

Admiro la gran labor que se hace en ALFARO, pero cambiando de tema. ¿Va creciendo el número del tipo de enfermos de estas adicciones, va menguando la sociedad? ¿Cómo responde, se avisa bastante, se trabaja en ese sentido?
Veo algunas veces discrepancias. En el estudio sociodemográfico realizado en mi tesis doctoral se refleja que las personas que han demandado nuestro tratamiento consumen como droga principal alcohol seguido de un 65% por el consumo de cocaina ,la edad media con la que piden ayuda para hacer tratamientos son alrededor de los 27 años por tanto si que es verdad que actualmente en este país si que ha bajado la edad de inicio del consumo,pero tambien es verdad que la gente joven tienen mucha conciencia del deporte que no lo ha habido en años anteriores y de hábitos sanos,y que al contrario de lo que nos dicen la encuesta Edades la droga por la que demandan más tratamieto es la cocaína.

En las adiciones no hay edad
La adolescencia es la edad de mas vulnerabilidad para el inicio y desarrollo de esta enfermedad ;el cerebro de la persona adolescente no está maduro y es en esa edad cuando se inicia el consumo de sustancias, luego la prevención, hay que realizarla en edades trempranas. La enfermedad de adicción tiene un silencio clínico de muchos años donde la persona hace un consumo social y aparentemente no pasa nada ,con el tiempo cualquier circunstancia adversa puede desencadenar la excusa perfecta para que la persona empiece a consumir de manera compulsiva,es cuando la enfermedad da la cara.

Y aquí somos todos vulnerables
No depende de ningún nivel cultural ni de clases sociales, es una enfermedad repartida de manera homogenea, donde eso sí, la genética tiene un tanto por ciento elevado, de un 60-70%, . La persona puede nacer con una vulnerabilidad dopaminérgica y cuando entra la sustancia psicoactiva se desarrolla esta enfermedad.

Vamos llegando al final de la entrevista, ¿hay que ser optimistas, porque tienen cura todas las adicciones?
Partiendo de que la enfermedad de adicción es una enfermedad crónica, la persona se recupera totalmente cuando hace, un buen tratamiento y éste mientras más pronto se empiece, menos sufre tanto la persona como el entorno.El tratamiento no sólo es dejar de consumir sino enteder la enfermedad,aceptarla, y hacer los cambios necesarios para que se quiten la ganas de tomar.

Isabel háblanos un poco de tu nuevo proyecto
La pasada semana inauguramos en Málaga, en calle Casas de Campo 1 una nueva sede del Instituro Galeno para atender a personas que demandan tratamiento, no sólo de Málaga, sino de Almería, Granada, Córdoba, debido al éxito que está teniendo el tratamiento en Sevilla. Con esta nueva apertura ya queda cubierta las necesidades en Andalucía. Ofrecemos un tratamiento integral, basado en el modelo Minesota, con terapias cognitivas-conductuales en las primeras fases y de orientación dinámica en el final del proceso terapeútico.

Unas palabras de despedida
Que no sientan miedo ni vergüenza a la hora de pedir ayuda ,porque pierden un tiempo maravilloso. Me gustaría decirle a los rondeños que en Alfaro el día 15 de noviembre celebramos el día sin alcohol , que es un día para darle la bienvenida a esas personas que han tomado conciencia de esta enfermedad y que hay que sensibilizar a la sociedad que el consumo de alcohol (droga socialmente aceptada)es la entrada al consumo de otras drogas.
Muchas gracias.


3 comentarios en “Isabel Mota: «La persona que desarrolla esta enfermedad solo se recupera con un buen tratamiento»

  1. Carmen

    No crees que 8000 euros es mucho para dis meses. Eso me comentó el señor Pepe. Como hoy s pagar eso. Responda, no da la sensación de que os aprovecháis de las miserias. Proyecto hombre cuesta 500 o 600. Y tiene mejores y más profesionales. Algo no cuadra.

    • Fabian

      Perdona carmen que intervenga, yo soy una persona adicta: yo he estado 14 meses en proyecto hombre. Y eao de que ayi hay mas profesionales, ¿quien se lo ha dicho eso a usted?. Y yo por ejemplo en mi caso no tengo recursos económicos para asistir ha este tipo de centro. Pero yo personalmente conociendo ha isabel mota como la conozco toda una profesiónal de los pies a la cabeza y mas empezando desde los “cimientos” asta lo que ea hoy en dia te puedo decir que es la mejor psicologa que he conocido hasta dia de hoy. Y que conste que conosco muchísim@s psicólog@s. Y yo estoy asistiendo ha Alfaro y es lo mejor que yo hice en esta vida cruzar las puertas de esta asociación.

  2. Alberto Bullrich

    Y los hay que son gratis, cómo el que me ayudó a dejar mis adicciones hace 19 años. Cada uno hace lo que puede. Y hablando de aprovecharse de las miserias ajenas. ¿No son los camellos, distribuidores, proveedores, procesadores, fabricantes y vendedores los que se aprovechan, los que más se aprovechan de esas miserias? Aquí incluyo a los proveedores tanto de bebidas alcohólicas y tabaco como de las drogas más ‘duras’. Y no hablemos de las grandes empresas farmacéuticas globales, multinacionales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*