Entrevistas

Carlos Lebrún: «Recomiendo que las personas de grupos de riesgo se vacunen desde ya»

El pasado lunes comenzó la campaña de vacunación contra la gripe, de la cual se pueden ver beneficiadas más de 10.000 personas en nuestra ciudad

Carlos Lebrún en su despacho médico

El Doctor Lebrún, médico epidemiólogo del Área Sanitaria Serranía de Ronda, nos recibe a primera hora en su despacho. Tras ofrecernos un café, bastante bueno por cierto, y consultar algunos detalles de la campaña contra la gripe en su ordenador. Se presta a responder nuestras preguntas sin rehuir de ninguna de ellas e intentando adaptar, siempre que puede, el complejo mundo que separa los tecnicismos del lenguaje médico del habitual que utilizamos el resto de los ciudadanos.

Comenzó la campaña de la gripe y parece que con buena aceptación, ¿no?
Sí, como todos los años a finales de octubre comenzamos está campaña de vacunación contra la gripe, a la que desde algunos años hemos agregado la de la vacunación contra el neumococos, que también tiene una gran importancia y aceptación entre los pacientes y de la que si le parece podemos hablar posteriormente.

¿Para qué sirve una vacunación?
Para generar cuerpos protectores y así cuando llegue la época de mayor virulencia de la epidemia las personas vulnerables estén lo más protegidas posible.

La gripe es un enfermedad peligrosa, cambia su cepa y su forma de ‘atacar’ año tras año, me imagino que las autoridades sanitarias tienen eso muy en cuenta a la hora de evaluar cuál será la vacuna de cada año.
Por eso la vacunación es anual, en el caso de la polio o el sarampión la vacuna es permanente, pero con la gripe el virus es por decirlo de alguna manera un poco ‘puñetero’ y va cambiando a la vez que tiene modificaciones menores y mayores. La mayor fue la de la pandemia H-1 , R-1 (que muchos conocimos popularmente como gripe A) y las menores que son las evoluciones anuales. En base a esas posibles evoluciones, la Organización Mundial de la Salud elabora un tipo de vacuna que responde a la cepa de cada año y al posible modo de presentación de la enfermedad. Todo ello se analiza a través de los distintos laboratorios que colaboran con la OMS y por tanto se realiza un trabajo muy concienzudo para lograr cada año una vacuna que ofrezca los mejores resultados.

“La gripe es una enfermedad que causa muchos trastornos en las personas y hay que tener mucho cuidado con ella”

La gripe es una enfermedad bastante más seria de lo que muchas veces pensamos, es la primera causa de absentismo laboral y cuando se agrava se convierte también en una de las causas de mortandad más importante sobre todo entre los colectivos de riesgo a los que se intenta proteger con la campaña de vacunación. También tenemos que recordar que la gripe no es el único germen que produce afecciones respiratorias superiores, hay otros virus que coinciden en tiempo, en la época de más frío y por tanto pueden ser causantes de distintas afecciones, alterando fundamentalmente a esos grupos de riesgo, pero igualmente lo hace con los niños pequeños. Ellos son también causantes de esas bajas laborales de las que tú hablabas.

Si le parece realizamos un repaso a esos grupos de riesgo que deben ser vacunados, ¿a quienes afecta?
Fundamentalmente a las personas mayores de 65 años, independientemente de su estado de salud. Hay algunas que no pueden ser vacunadas por algunas causas determinadas, pero ya lo saben a través de su médico de familia y por tanto ahí no debe existir ningún tipo de problema en ese sentido. Por otro lado, se encuentran las personas menores de 65 años que puedan estar en factor de riesgo, bien por enfermedades crónicas, cardiovasculares, neurológicas o pulmonares, obesidad mórbida, asmáticos, personas mayores con enfermedades metabólicas crónicas y niños mayores de 6 meses. La diabetes es una de las más importantes o aquellos pacientes que sufran insuficiencia renal, enfermedades hepáticas, neurológicas, personas con cáncer que están siendo tratadas con quimioterapia, transplantadas, personas que sufran algún tipo de trastorno en sus funciones cognitivas (síndrome de Down o Alzheimer entre otras) o inmunosupresión, incluidas las que padezcan el VIH. Todos ellas forman parte de un grupo de riesgo.

“No es recomendable vacunarse de la gripe cuando la persona no se encuentre dentro de los grupos de riesgo”

Mucha gente se pregunta sobre la eficacia de estas campañas de vacunación, ¿tienen ustedes cuantificado el porcentaje de resultados positivos?
La vacuna tiene una eficacia que tenemos cifrada entre el 85 y 90%, pero siempre hay variables, dependiendo de las personas y la cepa que circule en ese momento. Por ejemplo, el pasado año círculo un virus algo distinto al que se esperaba en principio y sin embargo la efectividad de la vacuna fue similar a los porcentajes que te daba anteriormente.

También tienen ustedes a lo que se denomina grupos especiales de vacunación.
Efectivamente, ahí se incluye el personal sanitario, entre otras cosas por su proximidad con posibles enfermos, los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, Protección Civil, Bomberos y Policía Local. Por lógica, todo el personal sanitario que está en permanente contacto con los posibles afectados.

¿Cuántas vacunas tienen a su disposición y hasta cuándo está abierto el plazo de vacunación?
Tenemos en principio 10.090 vacunas, aunque si fuera necesario se podrían solicitar más. El número se ha calculado más o menos con las vacunaciones realizadas en años anteriores y, en cuanto al plazo, sabemos que noviembre y diciembre serán los meses en los que tengamos mayor afluencia de pacientes, pero no se cierra en ningún momento y si alguna persona lo solicita en enero o febrero puede vacunarse tranquilamente.

La fecha idónea para vacunarse, ¿cuándo sería?
Yo diría que desde ya. No es casualidad que la campaña haya empezado esta semana, de hecho nosotros tenemos la vacuna desde septiembre y sin embargo no hemos iniciado la campaña hasta el pasado lunes. Yo creo que las personas que se encuentren en esos grupos de riesgo lo deberían hacer cuanto antes.

Hay una leyenda urbana que cuenta que si una persona se vacuna y finalmente acaba enferma de gripe, la enfermedad se vuelve mucho más virulenta, ¿qué hay de cierto en ello?
Pues lo has dicho en tu pregunta, es una leyenda urbana y no hay ningún tipo de estudio que avale esa teoría, ya le digo que hay otros virus que circulan paralelamente en está época por lo que podemos confundir una enfermedad con algún síntoma parecido. Obviamente hay personas, sobre todo en los niños de corta edad, que puedan sufrir algún tipo de reacción a la vacuna, lo cual, contra lo que mucha gente piensa no sólo no es negativo sino que incluso es un síntoma positivo de que la vacuna está realizando su labor adecuadamente.

“La automedicación no es recomendable en absoluto y es un problema grave porque puede mermar nuestro arsenal antibiótico”

Doctor Lebrún, cuando hablamos de la gripe estamos hablando de una enfermedad muy seria, porque muchas veces decimos que tenemos la gripe y a lo mejor tenemos un simple resfriado.
La verdad es que sí, la gripe realmente causa muchos trastornos en las personas, yo la he padecido y tiene síntomas que la hacen inconfundible, fiebre alta, dolor de huesos y articulaciones escalofríos, dolores estomacales y otras molestias. La verdad es que cuando uno coge una gripe de verdad tiene que guardar cama al menos unos cinco días.

Si le parece cambiamos un poco el tema, volveremos al final, pero me anunciaba usted que paralelamente a la campaña contra la gripe se ha puesto en marcha otra contra el neuma cocos, ¿a quién va dirigida? Y si es usted tan amable explica un poco que es el neumococos…
El neumococo es una bacteria, eso lo diferencia de la gripe que es un virus. Puede estar presente de forma normal en nuestro organismo y se hace más presente y potencialmente peligroso cuando bajan nuestras defensas y pueden afectarnos penetrando en nuestros tejidos creando molestias en nuestros oídos, la garganta y otras partes. En este caso hay un determinado grupo de personas que podríamos calificar de vulnerables y son a ellas a las que dirigimos la campaña de vacunación.

¿Nos puede detallar esos grupos y cuántas vacunas se destinan a esa campaña?
Para mayores de 65 años hasta 73 vacunas. Se ha ampliado con respecto a la campaña anterior, la diferencia es que sólo se puede aplicar una vez cada cinco años, salvo dictamen específico de un especialista. Una vez colocada, ya no necesaria hasta esos cinco años que decía porque podría ser contraproducente y realmente desde el SAS se vigila muy cuidadosamente esa gestión.

Hablamos de otra enfermedad peligrosa. Una neumonía, hablando de esas edades, se puede convertir en un proceso muy complicado…
Es por lo que la campaña la destinamos a ese colectivo preciso, ya que es el más vulnerable a esa bacteria y el más propenso a poder sufrir cualquier consecuencia derivada de su posible presencia en nuestro organismo. Eso es lo que reflejan todos los estudios científicos realizados y por ello se realiza la campaña en el momento que se hace y tal como se hace.

¿Cómo acoge la gente estas campañas?
Generalmente bien, hay de todo, pero antes de comenzar ya teníamos muchas llamadas para saber cuando comenzaba y la verdad es que en líneas generales estas campañas son bien recibidas.

¿De qué manera pueden solicitar los interesados la vacunación?
El horario se encuentra a disposición del público. Lo que tienen que hacer es simplemente llamar al teléfono de ‘Salud Responde’ y sino acercarse a su centro de salud para pedir cita. Se la darán para el mejor momento que decidan. Se trata de ofrecer todas las facilidades para que finalmente nadie se quede sin vacunar.

Se establecen unos grupos de riesgo, pero si no estamos en esos grupos, ¿podríamos vacunarnos?
La verdad es que no es recomendable, las cosas no se hacen por capricho sino en base a estudios. Yo no recomendaría a nadie que no se encuentre dentro de ese cuadro que lo hiciera. Los criterios de vacunación llevan un protocolo muy estricto y yo aconsejaría a cualquiera que quiera vacunarse sin estar inscrito entre los posibles afectados que lo consultara con su médico de cabecera antes de hacerlo.

“En España tenemos una de las mejores sanidades públicas que existen en el mundo, si no la mejor de todas”

Los españoles somos mucho de automedicarnos y tener casi una farmacia en cada hogar.
Es cierto, pero no es recomendable, es un problema importante porque el problema lo tenemos fundamentalmente con los antibióticos. Una persona no puede ir a la farmacia y pedir un antibiótico sin receta, entre otras cosas porque nos quedaríamos sin arsenal antibiótico. Yo soy médico y nunca me autorreceto, siempre consulto a mí médico de cabecera.

¿Debería haber un mayor control por parte de las administraciones sobre ese tema?
Todos los controles que se realicen están bien, pero estoy convencido que desde la Junta de Andalucía y con seguridad desde cualquier otra administración se llevan a cabo las suficientes medidas de control. Puedo comparar nuestra sanidad con otros países y la verdad es que tenemos uno de los mejores sistemas sanitarios del mundo y eso tiene que ser en parte por la autorresponsabilidad de todos y cada uno de los usuarios. De esa forma podremos conservarlo en el tiempo y por tanto beneficiarnos del mismo.

Muchas gracias y toda la suerte del mundo.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*