Comarca

Hallan dos cadáveres de buitres leonados en un parque eólico de la comarca de Guadalteba

El impacto de las aspas de los aerogeneradores fue el causante de sus muertes

Buitres muertos en las instalaciones eólicas

Un grupo de ecologistas de Silvema-FAADN ha encontrado durante una visita rutinaria a un parque eólico de la comarca de Guadalteba, en la provincia de Málaga, dos ejemplares de buitre leonado muertos debido al impacto de los aerogeneradores. En este zona se localizan pocos generadores, pero sus grandes dimensiones, con aspas acabadas en filos agudos de 64 metros de largo y cuya velocidad puede sobrepasar los 200km/h, hacen que se produzcan sucesos como este.

Esta especie, el buitre leonado (Gyps fulvus), es un ejemplar adulto, que se encuentra en época de cuidado de las crías, que ya habría sobrevivido a la difícil etapa de la migración al continente africano y regresado por filopatria a su lugar de nacimiento. La muerte de ejemplares adultos afecta especialmente a la población de una especie, en mayor medida a las que tienen poca tasa de natalidad y alta longevidad, como es el caso del buitre leonado.

Los aerogenerados se encuentran en el camino de muchas aves
Los aerogenerados se encuentran en el camino de muchas aves

La elección a la hora de colocar los distintos parques eólicos sigue provocando graves problemas debido a la cantidad de muertes de aves que se producen. Casi el 50% de las muertes de buitres de toda la provincia se producen en el parque eólico de La Nava y La Escalereta (Cañete la Real) y la curiosidad reside en que se concentran en solo algunos de los aerogeneradores. Por lo que este equipo de ecologistas en acción considera vital que se avance en la calidad de los estudios de impacto previos a la instalación de estas industrias, incluyendo siempre un riguroso estudio de ciclo completo de la avifauna del entorno.

Uno de los últimos parques eólicos instalados en la comarca y el de mayor proximidad al Desfiladero de los Gaitanes y su colonia protegida de buitres, está localizado justo en el centro de la franja de conectividad entre las poblaciones de aves necrófagas de las comarcas de Ronda y Guadalteba. Tiene localizados en su rico entorno, entre otras especies y como pieza clave, un comedero para aves carroñeras, situado a tan solo 7 kilómetros, especialmente enfocado a la recuperación de la población del Alimoche (Neophron percnopterus), especie que llegó a extinguirse a nivel provincial en el año 2010 y con uno de los dos únicos territorios malagueños recuperados por la especie situado a menos de 10 km del parque eólico.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*

dieciseis + 1 =