Opinión

Ganó la abstención (Editorial)

Ganó la abstención, no hay lugar a dudas. Un hecho que solo tiene como responsables a los partidos políticos, que no logran ilusionar al ciudadano para que acuda a las urnas para darles su voto.

La presencia de nuevas formaciones, que a priori deberían arrastrar a parte de los desencantados a las urnas, tampoco parecen haber convencido a los rondeños y la participación bajó 9 puntos con respecto a 2011. Un dato impresionante que significa que casi 3.000 rondeños han optado en este esta ocasión por no ejercer su derecho al voto. Una cantidad que supone entre 4 y 5 concejales si obtiene ese número de votos cualquier formación política.

Está claro que los partidos no han sabido convencer a estos rondeños que suelen ir a votar, aunque cuando se toma esta decisión también deberíamos ser conscientes de que estamos dejado una decisión tan importante como el gobierno que dirigirá la ciudad en manos de otros y puede que con un pequeño porcentaje sobre el total de la población sean los encargados de dirigirla. No vale ahora decir que no nos representan porque no son mayoría.

Todos conocemos el sistema democrático que tenemos y cómo funciona. Quedarse en casa y escudarse en que los ganadores no nos representan es la posición más cómoda para criticar y no implicarse en la vida política de la ciudad.

Mientras no cambie el sistema, que está claro que no es el mejor posible, todos tenemos que ser sabedores del significado y las consecuencias que tiene el quedarse en casa durante la jornada de las elecciones.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*

20 + once =