Entrevistas

Álvaro Carreño (IU): «En dos años queremos tener un PGOU nuevo, no a partir de uno viciado»

Álvaro Carreño estrecha la mano a su entrevistador al finalizar la conversación.

Empezamos con Álvaro Carreño, candidato de IU, una serie de entrevistas a los candidatos rondeños a las municipales, que tendrán lugar en el Círculo de Artistas (Casino de Ronda).

Álvaro Carreño, bienvenido al Casino. Si le parece bien, vamos a realizarle las preguntas que entendemos que le haría cualquier rondeño de a pie a cualquier candidato sobre distintos temas. Empecemos por la industria. ¿Cuál es la situación de Ronda en estos momentos?
Hay una ausencia importante de industria en nuestra ciudad, por lo que creemos que es una de las principales prioridades y en nuestro programa llevamos propuestas para crear un tejido productivo. Los empleos del sector terciario son de muy baja calidad en comparación con los que se crean en la industria, así que las ciudades que se han industrializado en las últimas décadas han mostrado una mayor resistencia frente a la crisis que Ronda. En primer lugar creemos necesaria una transformación del sector agrario, elaborando productos de gran valor y que se transformen en Ronda. Por ejemplo, la chumbera o la trufa. Si conseguimos que el proceso de transformación de estos productos, y no solo el cultivo, se lleve a cabo aquí, la economía se diversificaría y se crearía ese tejido industrial.

¿Cómo se consigue crear ese tejido industrial del tejido agrario?
Desde lo público, o fomentando empresas de economía social, se pueden crear esas industrias.

¿Pero con empresas de economía social se puede competir con las grandes empresas de otras áreas industriales cercanas?
No es que tengamos que competir con otro tipo de empresas, sino que creemos que existe ese espacio en el que la economía social es fundamental, especialmente en época de crisis. Y el Ayuntamiento puede impulsar ese tejido industrial. Por ejemplo, en nuestra comarca vemos chumberas por todos lados, pero aquí no se usa para elaborar ningún producto, aunque tiene muchos usos culinarios e incluso para productos de belleza.

¿Pero cuál es el potencial para crear empleo de la chumbera?
Pues podrían existir empresas que elaboraran, vendieran y exportaran esos productos. E incluso el Ayuntamiento también podría hacerlo. Creemos firmemente que eso es posible, y que es una manera de diversificar la economía y no depender solo del ladrillo.

¿Según IU el modelo industrial rondeño debe ser la chumbera?
Evidentemente que no. Eso solo es una pieza. Pero si creamos diez empleos en el sector de la chumbera, otros diez en la trufa, otros diez en un laboratorio de investigación… Al final estamos creando empleos sostenibles, de calidad y que generan riqueza.

¿Qué empresas son las que crean más empleo a día de hoy?Tenemos pequeñas empresas y autónomos, que son los que sostienen la economía, y luego grandes empresas, que básicamente son el Ayuntamiento, el hospital y los centros educativos.

Pero esas grandes empresas que cita no son empresas en realidad.
Bueno, son administraciones públicas con un peso muy importante, y por eso nosotros las defendemos como motor económico. Por ejemplo, en los años 80 los ayuntamientos recurrían mucho al ingenio para tratar de crear riqueza, no solo limitarse a gestionar. Pero eso se ha ido perdiendo con el tiempo, igual que las pocas grandes empresas que teníamos.

«Necesitamos un tejido industrial agrario, generando y transformando productos de valor como la chumbera»

¿Cuál es la propuesta de IU para reactivar el polígono industrial?
Hay que facilitar el suelo a empresas industriales que se quieran ubicar aquí. Y luego tenemos una propuesta que une turismo e industria, que sería fabricar nuestros souvenirs aquí, y no traerlos de China. Eso sería un valor añadido para el turista.

¿Eso sería con iniciativa pública o privada?
Nosotros somos defensores de la iniciativa pública, el Ayuntamiento tiene que ser un motor económico. La iniciativa privada no depende del Ayuntamiento. Nosotros podemos facilitar el suelo o establecer una normativa, pero que una empresa quiera invertir aquí no depende de nosotros. Así que no vamos a basar nuestra política en decir que tal empresa ha invertido en Ronda o que va a hacer tal edificio, porque eso no es mérito ni de la actual alcaldesa ni del futuro alcalde que venga.

¿Cómo facilitarían la llegada de empresas?
Cediendo el uso del suelo a esas empresas.

¿Suelo público o arrendando los locales que estén vacíos?
Suelo público, evidentemente. Haríamos un nuevo Plan General de Ordenación Urbana en el que habría suelo industrial para que se establecieran empresas.

¿Cómo se sufragaría la inversión pública?
Con los recursos propios del Ayuntamiento y los que reciben de otras administraciones, que principalmente son la participación de los ingresos del Estado y la Patrica, una partida similar de la Junta de Andalucía.

¿En la actualidad a qué se dedican esos recursos?
A los gastos cotidianos, gastos corrientes del Ayuntamiento.

¿Y se van a dejar de pagar esos gastos?
No se puede cambiar todo de una vez, pero sí diversificar las inversiones. No se trata de tirar el dinero, sino de invertirlo para que haya una rentabilidad para aumentar los servicios y la economía productiva.

Pasemos al siguiente tema. ¿Cómo se valora desde IU la pérdida de presencia de Unicaja en Ronda?
Lamentamos que la política que se ha realizado en cuando a las cajas y a su bancarización. Las cajas y las bancas públicas son las herramientas más útiles para las pequeñas empresas y los autónomos. Así que para la ciudad ha sido una mala noticia el haber perdido esa caja de ahorros, porque era un elemento dinamizador y con contenido social.

¿Qué relación tendría usted con Unicaja de ser alcalde?
Una relación especial no puede haber porque ya no es lo que era. Ya no tiene esa implicación con el tejido social de Ronda como sí tenía antes. Pero relación con los bancos por supuesto que tenemos que tener.

Se lo pregunto porque Unicaja es uno de los grandes propietarios de suelo en Ronda.
Pero no podemos depender de lo que haga una entidad privada. Nosotros tenemos que tener nuestras propuestas, y lo que venga desde el sector privado servirá para complementarlas y mejorarlas. Lo que tenemos claro es que tiene que haber igualdad de trato, no vamos a tener unas actuaciones a medida para cada persona o empresa.

Otra institución importante en Ronda es la Maestranza. ¿Cuál es su postura hacia ella?
Hay una propuesta, que no ha salido de IU, pero de la que se está hablando mucho, y que consiste en que haya una gestión compartida de la plaza de toros por parte de la Maestranza y el Ayuntamiento. Es algo que se podría explorar, para que la ciudad se aproveche de ese patrimonio. Pero como le digo, no queremos depender de lo que nos responda una entidad privada, no vamos a basar nuestro programa en eso.

«Defendemos lo público, no vamos a basar nuestra política en decir que tal empresa va a hacer un edificio»

La Maestranza lleva a cabo actividades culturales, exposiciones, conciertos, entrega cada año sus becas, conserva la plaza de toros… ¿Todo eso mejoraría con una gestión compartida?
Con buena voluntad e ideas desde lo público se puede mantener o incluso mejorar la gestión.

Pasemos al turismo. ¿Cuál es su modelo turístico para los próximos años?
Nuestro modelo responde a la diversificación de la oferta. Queremos poner encima de la mesa varios elementos que mejoren el turismo, como potenciar el turismo experiencial, que la gente participe en actividades cotidianas de aquí: en granjas, en huertos, en el medio ambiente… Ya hay pequeñas experiencias así en la comarca. También proponemos establecer atractivos en los barrios para que el turismo llegue allí. Que los visitantes acaben comiendo en la Dehesa o pasen un rato en el parque de San Rafael, por ejemplo.

¿Cuál es el perfil de turista que busca atraer IU?
Lo que tenemos que hacer es diversificarnos para atraer a todo tipo de turistas. El turismo más seguro que tenemos es el europeo, por supuesto, pero hay otros emergentes como el chino. También queremos potenciar actividades culturales que también atraigan a gente, como festivales de música, por ejemplo, u obras de teatro señeras.

Ya que habla de cultura, ¿qué opina de la situación en la que se encuentra el teatro rondeño?
La actividad cultural está siendo pobre, desde luego. Constantemente vemos como muchas actividades se tienen que suspender porque no se venden suficientes entradas. Así que nuestra fórmula es la participación. Nosotros podemos traer al mejor tenor del mundo, pero si a la gente lo que le interesa es el teatro infantil, por ejemplo, no va a ir a verlo. Entonces la ciudadanía tiene que participar en la elaboración de la agenda cultural, porque así vamos a acertar mejor. Y también hay que llevar la cultura a los barrios. Especialmente queremos fomentar mucho la música en la calle, facilitando locales de ensayo a los grupos rondeños y que luego tengan espacios donde pueda tocar.

¿Y quién organizaría y pagaría esos festivales y obras de teatro de renombre que usted citaba?
Eso tiene que fomentarlo el Ayuntamiento y luego colaborar con las productoras. Desde lo público se pude traer a algún grupo alguna vez e intentar recuperar luego el dinero, pero también se puede hacer lo que se ha hecho con el Iberia Rock Festival, que es una idea parecida a otra que estábamos trabajando nosotros. Es decir, se paga a la productora una cantidad y el dinero de las entradas es para ella.

Pero todo eso suena a anecdótico, a picar un poco de aquí y otro poco de allá.
Hombre, son elementos que mejorarían la cultura de la ciudad. Tenemos que partir de lo que ya existe, de las deficiencias que hay, para intentar subsanarlas. Y en cuanto a si es anecdótico, puede serlo o no. Por ejemplo, en Torre del Mar se organizó el año pasado un festival al que acudieron 30.000 personas, y que se va a repetir porque funcionó muy bien.

«No podemos darle la espalda a los ciudadanos solo por no tener competencias en un área»

Ha hablado en varias ocasiones de las barriadas. ¿Qué haría usted para mejorar la vida de sus vecinos?
Hay una parte importante de la ciudad que lo está pasando muy mal, y que necesitan que la administración más cercana que tienen les ayude. No se les puede dar la espalda por no tener competencias en un área. Nosotros tenemos un plan de rescate a ciudadanos para no dejar a nadie tirado, y con dos perspectivas: que a nadie le falta pan, trabajo, techo y dignidad, y que a la vez con esas medidas se ayude al pequeño comercio. Desde lo público se puede crear empleo. Por ejemplo, se pueden recuperar bolsas de empleo que se han eliminado, como la de limpiadoras de Soliarsa, que se sustituyó por empresas privadas aumentando los costes. Había una partida de 125.000 euros para eso y se creó otra de 225.000 para que una empresa privada hiciera ese trabajo. Además, por ley no podemos restringir la adjudicación de estos trabajos a empresas locales, por lo que normalmente siempre ganan los concursos empresas grandes de fuera.

¿Cuáles son los barrios que se encuentran en una peor situación?
Mucha gente se sorprendería si conociera la situación de barrios que tradicionalmente se han considerado de clase media. Por supuesto hay muchas necesidades en la Dehesa, Las Peñas, El Fuerte o los Ocho Caños, pero también hay una bolsa de pobreza impresionante en San Rafael o en San Cristóbal, por ejemplo. Y en barriadas nuevas como La Planilla hay desahucios, problemas con las cláusulas suelo…

¿Qué haría IU para tratar de acabar con las deficiencias en las comunicaciones?
Nuestra propuesta es conectar Ronda y Antequera por autovía, ya que es el corazón de Andalucía, pero también nos parece buena idea comunicarla con Málaga. Pero por supuesto mejorar todas las carreteras supondría una mejora en el comercio, en los servicios, en las inversiones… ¿Qué puede hacer un ayuntamiento en este sentido? Pues dialogar, consensuar y dar la batalla porque se mejoren las comunicaciones.

Pero eso no ha ocurrido durante estos cuatro años, en los que IU ha estado en la Junta.
IU ha estado dos años y ocho meses en la Junta y le puedo decir que hemos reivindicado que se acaben el hospital y los accesos, y que se actuara en las carreteras. A IU no le duelen prendas dar un tirón de orejas a un compañero de gobierno, y de hecho hemos creado algún conflicto en la Junta con el PSOE por reivindicar algún tema. Nosotros hemos peleado, y se han conseguido cosas, como reactivar las obras de acceso, que llevaban tres años paradas, y hacer pequeñas mejoras en las carreteras, con el poco presupuesto que teníamos. Y sobre todo hemos sido sinceros, no hacer falsas promesas, como se hizo con la fecha de terminación del hospital, por ejemplo.

¿Qué quiere hacer IU con el PGOU?
En dos años queremos tener un PGOU nuevo y empezando desde cero, no a partir de uno viciado, con errores y hecho al libre albedrío de los diferentes gobiernos municipales. Porque el equipo redactor estaba a merced del equipo de gobierno de turno, como cuando dijo que no se podía urbanizar hacia el norte, por el Polígono Industrial, y cuando cambió el gobierno propuso precisamente eso. Entonces nosotros queremos empezar de nuevo, con la participación ciudadana y con los técnicos de Diputación. Y decimos un plazo de dos años porque si se alarga el procedimiento puede que la legislación cambie y haya que empezar de cero. Así que hay que hacerlo de forma rápida, eficaz, con legalidad y con igualdad para todo el mundo.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*