Entrevistas

Daniel Castilla, parlamentario: «Nunca he creído en la voluntad política para dar la independencia a Montecorto y Serrato»

Llega a la cita directamente desde el Parlamento Andaluz y tras pedir una botella de agua para refrescarse un poco, el parlamentario del Partido Popular se apresta para responder a nuestras preguntas con el gesto sonriente que le acompaña siempre.

Estos días se cumplen dos años desde que tomara posesión de su acta de parlamentario. ¿Qué balance hace de este tiempo?
Hombre, obviamente no sería objetivo al hacer ese balance, porque estoy hablando de mi trabajo. Pero tratando de dar al menos pinceladas de objetivismo, creo que el balance es positivo. Los medios de comunicación y todos los ciudadanos han podido ver que se está hablando de Ronda y la comarca en el Parlamento como nunca se había hablado. Se han llevado los problemas principales: el nuevo hospital, los accesos, las carreteras, la variante de Arriate… Y también muchos temas puntuales, como asuntos de Educación, especialmente sobre el Conservatorio. Son temas que me trasladan desde diferentes colectivos o asociaciones, y que quieren que se lleven al Parlamento. Así que al menos creo que estamos cumpliendo con mi misión principal, porque estamos en la oposición y no tenemos la capacidad de resolver problemas, pero sí de ponerlos sobre la mesa. Nadie puede decir que se ha puesto en contacto conmigo por algún problema y no lo haya llevado a la mesa del Parlamento.

Precisamente en su primera entrevista como parlamentario con nosotros lanzó un llamamiento para que la gente se pusiera en contacto con usted en caso de tener cualquier problema. ¿Tuvo efecto este mensaje?
Sí, y no solo a raíz de ese llamamiento, sino por las informaciones que aparecen en los medios en las que se dicen los asuntos que llevo al Parlamento. Y también muchas veces visito algunos municipios y me voy reuniendo con vecinos y colectivos, para conocer sus problemas. Y cuando hablo de colectivo hablo por ejemplo del tema de la segregación de Montecorto y Serrato, que estoy haciendo un seguimiento de primera mano, de asociaciones de agricultores, como en el Alto Genal con problemas que tienen en los castaños… Son temas que consiguen llamar la atención de los consejeros para que sepan los problemas que tenemos, y se los traslado sin acritud. No busco ningún efecto político, sino que se solucionen los problemas. Son asuntos que pueden ser pequeños para una consejería pero grandes para estos colectivos o para la comarca, así que muchas veces ni siquiera han oído hablar de esos problemas. Y a consecuencia de una pregunta que yo hago sí que pueden llegar a conocerlos e informarse mejor a través de los delegados provinciales. Es el caso que le comentaba de los castaños, a los que está afectando una enfermedad. Lo comuniqué en el Parlamento y unas semanas después ya se ha convocado una reunión con los agricultores para analizar la situación y buscar soluciones.

¿Le piden ayuda los alcaldes socialistas de la comarca?
Cuando viene alguien a hablar conmigo yo no le pregunto de dónde viene ni qué afiliación política tiene. Siguiendo con el problema del castaño, el castaño no tiene afiliación política. Lo que hay que hacer es buscar una solución para un problema gravísimo para la comarca.

¿Y los ciudadanos a nivel particular, se acercan para comentarles sus problemas?
Sí, ciudadanos y también comunidades de vecinos que tengan problemas con sus viviendas, trabajadores de la administración pública… Y ya le digo, nunca le pregunto a nadie a dónde va ni a dónde viene, solo me aseguro de que efectivamente el problema existe y es objetivo.

¿Frustra estar en la oposición? Porque puede denunciar muchos problemas pero a la hora de la verdad muchos no se resuelven.
Por supuesto. Yo no he conseguido que se reanuden los trabajos en el hospital ni en los accesos, por ejemplo. Normalmente, las preguntas orales que he realizado en Pleno, excepto algunas que son más generales a nivel de la provincia, tienen que ver con Ronda o la comarca. Y ya incluso hay un poco de broma con algunos parlamentarios del PSOE, porque saben que siempre hablo de Ronda. Claro que frustra, a mí me gustaría que se resolvieran los problemas, porque ese es mi trabajo. Hay veces que te contestan diciendo que no los van a resolver porque no quieren, como en la última pregunta que

“Cuando alguien viene a hablar conmigo no le pregunto de donde viene  ni  que afiliación política tiene”

hice sobre las obras de circunvalación, cuando la consejera me dijo sencillamente que no las iba a hacer. Y otras veces sí consiguen mover el hilo para resolver algún pequeño problema. Porque muchas veces con los temas más costosos no consigues nada y en los más pequeños al menos consigues llamar la atención. También uso la posibilidad de estar en el Parlamento, y me refiero al edificio en sí, para acercarte al consejero y preguntarle qué pasa con el informe de Serrato y Montecorto, por ejemplo. Son pequeños tirones que les das cuando te los cruzas o cuando los ves en la cafetería.

Ya que habla de Montecorto y Serrato, ¿usted cree que hay de verdad voluntad por parte del PSOE para otorgar la independencia?
Yo nunca he creído que haya voluntad de darles la independencia. Y no se lo digo ahora porque me lo pregunte, sino que se lo he dicho anteriormente a los miembros de la plataforma que existe por la independencia de Serrato y Montecorto. No hay que ser muy avispado para eso. Los hechos están sobre la mesa, esto se podría haber hecho muchísimo antes. Se sabía desde hacía dos años que el estado iba a cambiar la ley y se ha ralentizado no por casualidad, sino con una clara intención, y con la connivencia de IU, que lleva la Consejería encargada de tramitar el expediente. Aquí han venido cargos de IU en la Junta diciendo que mañana iba a darse la independencia, y al final no se ha dado. Y expedientes de municipios que entraron después se resolvieron mucho antes. Pero espero equivocarme, y que se resuelva el problema. Porque la voluntad de Serrato y Montecorto es la independencia, igual que la es del municipio matriz, que es Ronda. Y si ha habido algún grupo político que realmente ha prestado atención a este asunto ha sido el PP, tanto en Ronda como en Diputación, que cumplió sus plazos. En cambio otros partidos, de forma hipócrita, de cara a los vecinos dicen que los apoyan, pero luego los hechos no coinciden con esas palabras.

En cuanto a la legislatura en general, está siendo un mandato un poco difícil, con cambios en la presidencia, un gobierno de coalición… ¿Cuál es su valoración?
Es cierto, no podemos olvidar que hemos tenido dos presidentes, y que la presidenta actual, Susana Díaz, no fue elegida directamente por los andaluces, sino que apareció tras la dimisión de Griñán después de una lucha interna en el PSOE. Y tampoco hay que olvidar que lo que hace que Griñán dimita es el escándalo monstruoso de los ERE, que pivota sobre este gobierno. Muchos de los cientos de imputados fueron miembros del gobierno en etapas anteriores y vemos que actuales miembros del PSOE que están en el Congreso pueden ser imputados en breve. Esa es la gran sombra de la duda que planea sobre el Gobierno en estos momentos, y que está frenando mucho su labor política. Porque a pesar de las promesas y de la coalición entre IU e PSOE, Andalucía sigue sufriendo las grandes lacras que sufríamos antes y que nos diferencian de otras comunidades. Y la gran lacra sin duda es el desempleo. La tasa media en España ronda el 24% y en Andalucía estamos casi en el 35%. Y en cuanto a desempleo juvenil pasamos del 60%, igual que en el femenino. Es algo que no se puede permitir, igual que no se puede permitir que los grandes escándalos del PSOE sean como consecuencia de los desfalcos o el mal uso del dinero destinado a políticas de empleo. Porque los ERE vienen de ahí, igual que los programas de formación para el empleo, que es el nuevo gran problema que se le avecina a la Junta. Creo que en estos momentos no existe un gobierno. En una primera confrontación entre ambos partidos el pacto estuvo a punto de saltar por los aires. Tenemos palabras huecas de la presidenta pero no hechos que se reflejen en la realidad. Y en cambio sí son hechos probados que somos la comunidad con mayor tasa de paro, con mayor fracaso escolar, con menos camas hospitalarias por habitante… Estamos en primera línea de todos los índices negativos, así que no es precisamente la legislatura del gobierno, sino más bien del desgobierno y del temor a que los escándalos judiciales aún más de lo que ya lo han hecho.

En cambio Susana Díaz entró con mucha fuerza y creó muchas esperanzas.
Yo creo que esas esperanzas las tenía depositadas ella misma y su equipo de colaboradores. Mire, los de directores generales, viceconsejeros y demás son los mismos que estaban con anterioridad, a pesar de que hayan cambiado los consejeros. Así que si ella misma no tiene un equipo de trabajo nuevo va a tener los mismos vicios existentes anteriormente. Creo que eso que usted comentaba es más bien propaganda del PSOE, a través del propio partido y de los medios de comunicación públicos andaluces, que todos sabemos que tienen un férreo control sobre ellos.

En su partido también ha habido problemas, porque Javier Arenas dejó su puesto y también ahí ha habido un relevo.
Sí, pero con la gran diferencia de que ni Arenas ni el actual presidente eran presidentes de la Junta. Todos los partidos sufren modificaciones. Lo de Arenas fue una decisión personal, porque ganamos las elecciones pero no con la mayoría suficiente para gobernar. Y tras un periodo en el que estuvo al frente del PP andaluz Juan Ignacio Zoido, ahora nos encontramos con un nuevo presidente, Juan Manuel Moreno, que está iniciando la reestructuración lógica del partido dentro de sus ideas para

“No me planteo volver a la política local en primera línea, pero siempre estoy a disposición del PP”

darle el cambio que estime necesario. Porque los partidos son entes con vida propia y van avanzando con los nuevos tiempos, eso es legítimo. Pero en cambio la presidenta de la Junta no fue elegida en las urnas. A los andaluces se les planteó otro, que era el señor Griñán, y hay que recordar que en el mes de julio juraba y perjuraba que iba a seguir siendo presidente de la Junta, y un mes y medio después presentó su dimisión.

¿Quedan dos años de legislatura, o cree que queda menos?
Yo creo que queda menos, sinceramente. Lo que pasa es que hace dos meses creíamos que quedaba mucho menos de lo que ahora puede quedar. Al final todo dependerá de cuando la presidenta vea que las encuestas le son más favorables, sobre todo para quitarse a los socios de gobierno. Yo espero que esas encuestas no lleguen nunca a mostrar esos resultados que ella quiere. Desde el PP lo que tenemos que hacer es no pensar es cuando van a ser las elecciones, sino hacer nuestro propio trabajo, dar a conocer a nuestro candidato.
Decía al principio que su paso por la política de primera línea era transitorio. ¿Le gustaría repetir la experiencia ahora que ya conoce la vida de parlamentario?
Vamos a ver, mi profesión es la de abogado. Llevo trabajando en ello casi 20 años, y además aquí en Ronda, así que todo el mundo lo sabe. Y también he estado afiliado al PP toda la vida, y fui concejal en la legislatura 1999-2003. Siempre he estado a disposición del partido, y por diferentes carambolas ahora estoy en el Parlamento. Pero también tengo la posibilidad de continuar con mi trabajo de abogado. Si el partido me pide que continúe me lo tendría que pensar, porque también tengo que pensar en mi despacho y mis clientes. Pero sigo diciendo que yo entré con la intención de estar cuatro años, y luego se verá.

Además usted es uno de los políticos que menos cobra en el Parlamento.
No, le voy a corregir. No uno de los que menos cobra, sino el que menos cobra. Mi salario es público y se puede ver en la web del Parlamento.

¿Le dolió la información que se publicó sobre su sueldo? Porque probablemente ni siquiera le compense económicamente.
Claro, le repito que tengo un despacho con 20 años de funcionamiento, y aunque se trate de una ciudad como Ronda, a uno le da para vivir día a día. También se puede consultar la declaración de bienes que hice al entrar de parlamentario, y cuando termine volveré a hacerla y seguirá siendo básicamente la misma, o más baja, porque sigo pagando los préstamos. Uno no piensa en posibles beneficios. Aquí se paga un sueldo muy digno para los tiempos en los que estamos, así que no me puedo quejar, pero cuando acabe y siga en el despacho seguiré ganando lo que tenga que ganar, que depende de cada mes y de lo que vaya haciendo.

Estamos en plena campaña de las elecciones europeas, y es usted el coordinador de la campaña en Ronda. ¿Cree que le prestamos la suficiente atención?
Hombre, yo creo que es un grave error, pero por parte de los políticos, porque no somos capaces de transmitir la importancia que tiene la política europea. Ahí se decide desde la composición de los alimentos hasta las inversiones que pueden venir a Andalucía, es importantísima. Porque además España pasó de ser un país pagador, al incorporarse los países del este, a seguir siendo un receptor, debido a la crisis que estamos sufriendo. Así que creo que todos tenemos que votar en estas elecciones.

Si en el futuro no sigue en el Parlamento, ¿le gustaría volver a la política local?
A ver, nunca se puede decir de esta agua no beberé, porque además esto se queda grabado. Yo estuve cuatro años y a veces el esfuerzo que uno tiene que hacer es demasiado para compaginarlo con el despacho. Pero estoy a disposición del PP, y a lo que me diga ahí estaré. Pero el partido tiene en Ronda unos excelentes trabajadores, con Mª Paz Fernández a la cabeza, y es imposible que yo pudiera aportar mucho más de lo que ellos ya aportan. Así que si vuelvo, vuelvo, y sino pues vuelvo a mi despacho porque esa es realmente mi vocación.

El último minuto es para usted. ¿Qué diría a nuestros lectores?
Solo repetir lo que ya dije hace dos años. Que estoy en la calle y en la sede del PP, y quien quiera dirigirse a mi puede hacerlo para ver cualquier problema. Yo no pregunto a nadie ni su opción política ni nada, porque no me interesa. Y si incluso quieren ir al Parlamento cuando se vaya a preguntar sobre el tema, yo estaré encantado de conseguir un pase y enseñarle cómo funciona.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*