Opinión

Antonio Jiménez ‘Desnu’ (Editorial)

La realidad es que personas como Antonio Jiménez ‘Desnu’ engrandecen una ciudad y nos hacen sentirnos a todos orgullosos de tener vecinos como él, que son sin duda un ejemplo a seguir.

Que una persona que tiene bastante limitadas sus posibilidades económicas ponga a disposición de sus vecinos la única propiedad que posee, debe hacernos reflexionar a todos para darnos cuenta que otra sociedad es posible y que siempre encontraremos gente dispuesta a echar un mano a los demás, favor que sólo tiene como compensación la interior, la de saber que se ha obrado con el corazón y que hay otras formas de solidaridad que no consisten sólo en desprendernos de lo que nos sobra, si no que a veces podemos prescindir también de algo que parece que nos hace mucha falta.

Antonio vuelve a ceder su local a una familia, haciéndolo con un único objetivo, solucionar el problema de una familia, relevando en esa obligación a unas administraciones que cada vez se muestran menos receptivas a acercarse a los verdaderos problemas de una sociedad que sigue sobreviviendo gracias a los esfuerzos de personas tan desinteresadas como Antonio, que esperamos reciba algún día el reconocimiento que merece por su labor solidaria en favor siempre de los menos favorecidos


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*

cinco × dos =