Ronda

El servicio de grúa municipal pasa a ser gestionado por el Ayuntamiento

La empresa concesionaria decide dejarlo al ser muy deficitario, con una media de 3 vehículos retirados al día

El anterior vehículo utilizado como grúa municipal y que ya no prestar servicio

El servicio de retirada de vehículos de las calles rondeñas pasará a ser gestionado por el Ayuntamiento de Ronda, tras años de realizarse mediante una concesión administrativa a una empresa privada que era la encargada de su explotación, aunque requería la presencia diaria de varios agentes destinados en los dos vehículos que hasta el momento venían operando.

El cambio de modelo llega tras la renuncia realizada por la empresa de grúas que hasta el momento venía prestando el servicio, que considera que el mismo era deficitario desde hace tiempo y ha renunciado al mismo, según explicó la delegada municipal de Contratación, María del Carmen Martínez.

De este modo, el Ayuntamiento pasará a ingresar la totalidad del dinero que se ingrese por la retirada de vehículos de la vía pública que estén ocasionando problemas a la circulación, aunque desde Economía explican que la media diaria de retirada, al contrario de lo que se pueda pensar, es muy baja, estando cifrada en 3 vehículos por día. “No son tantos como se pueda pensar”, indica Martínez, que reconoce que el anterior modelo con dos vehículos en la calle, varios empleados y el alquiler de la zona de estacionamiento le pudiese resultar muy deficitario a la concesionaria.

La facturación por la retirada de vehículos fue el pasado año 2012 de 95.000 euros, una cantidad insuficiente para el mantenimiento del anterior servicio. De hecho, la facturación mensual sigue en descenso, pasando de unos 6.000 euros durante el mes de diciembre de 2012 a los 4.700 euros del último mes que ha sido remitido al Ayuntamiento por parte de la concesionaria privada.

Ante esta situación, el Ayuntamiento opta por gestionar directamente el servicio, aunque, de momento, alquilará una grúa con conductor al no disponer de recursos para comprar vehículos propios. No obstante, descontando el coste del alquiler, unos 4.000 euros mensuales, este servicio pasará a ser rentable para las arcas municipales sin necesidad de que se produzca un incremento de denuncias, dado que el coste anual será de unos 50.000 euros. Eso sí, ahora se pasará a contar con una sola grúa, aunque fuentes municipales consideran “suficiente” este número a tenor del volumen de trabajo existente.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*

tres + 15 =