Opinión

Simetría (Manuel García Hidalgo)

Mirando la foto que me han puesto los señores de La Voz, he notado que es un poco asimétrica desenfadada algo distinta a la del resto de mis colegas articulistas. No por ello me encuentro mal figurado aunque se salga de los patrones  de la  estética en la que interviene como valor la simetría.

La simetría es sinónimo de proporción, armonía, ritmo y equilibrio, adjetivos relacionados con propiedades que tienen las cosas que nos las hacen atractivas, infundiendo en nosotros deleite espiritual.

No por  asimétrico algo, en este caso la foto, tiene que ser rechazada sino que en el mundo natural, a diferencia del creado por el ser humano, la asimetría actúa como un sistema de alerta rápida que reclama nuestra atención, aunque tenga sus utilidades,   también da mucha vida a los depredadores. Los conejos blancos y negros no existen en el campo porque su color resalta y rompen la homogeneidad en el paisaje, los depredadores se encargan del resto. La discreción y normalidad como forma de vida a la hora de hablar y mostrarse,  proporciona  notorias utilidades a los que se la han labrado con estudio y esfuerzo (que se sepa no hay otras maneras). En la selección natural de las especies no solamente física sino ideológicamente, el camuflaje como antónimo de alerta es fundamental para el que quiera mantener a salvo su pellejo.

San Agustín se preguntaba si las cosas son bellas porque gustan o gustan porque son bellas, o en otras palabras, ¿la belleza está en la cosa o en los ojos del que mira?. Es difícil discernir para contestar pero quizás aunque no sea la aclaración, si da mucho que pensar la frase de  la humorista Paz Padilla días pasado en televisión, afirmaba sin ninguna vacilación ni complejo que ella era fea  hasta cuando chica, muy fea tuvo que ser para que ni su madre la  viera guapa.   Visto lo visto seguro que su belleza era lo de menos porque su trabajo es hacer reír, consiguió camuflar un propósito detrás de un sentimiento, la belleza lo de menos, lo importante para ella es la risa porque para eso le pagan.   La fotografía es lo de menos  porque el mundo está lleno de feos y de guapos, pero sí hay figuras y adornos que dicen mucho del perfil de la persona. Por ejemplo, al comienzo de sus andanzas como articulista en este periódico semanal, hay un compañero que habla muy bien y claro que salía en la foto de espaldas a la cámara, como si no le importara nada esto y resulta que dedica largas horas cada semana a hablar de lo mal redactado que está el plan general  y lo mal que lo hizo “El Toti” en su gobierno. Actualmente publica otro que sale haciendo una foto y lleva ya largas semanas y la foto sin salir. Se concluye, que hay caras, rasgos y adornos que conforman el perfil de la gente y en este sentido no es que existan perfiles buenos o malos, sino que apropiados o no para un determinado empleo, cargo o destino siempre con una idea de hacerse hueco y labrarse futuro, inalcanzable para los débiles, desconocido para los temerosos y como siempre una oportunidad para los valientes.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*

2 × 1 =