Opinión

¡Qué mareo! (Vanessa Melgar)

Parece que nadie que no vive en Ronda y su Serranía se cree que en esta comarca tenemos las peores carreteras de la provincia y yo diría hasta que del universo. Esta semana nos han visitado algunos diputados provinciales y miembros de la UMA para informarnos sobre varios asuntos en ruedas de prensa. “¡Qué mareo!, vengo con la cara blanca”, dijo una de ellas. ¿Es que cuándo nos quejamos de nuestros ‘caminos de cabras es por gusto’?. Pues no. Siempre se ha dicho que para conocer los problemas hay que vivirlos, hay que estar sobre el terreno y por eso no viene nunca mal que algunos políticos de la provincia se mareen de vez en cuando con nuestras carreteras para ver si ‘marean’ con la forma de arreglarlas.

Lo que sí clama al cielo es la carretera entre Gaucín y Manilva. Se construyó en 1974 y desde 1994 no recibe ninguna mejora. Considero que este arreglo es de vital importancia puesto que se acortaría la distancia entre los pequeños pueblos de la comarca y la Costa del Sol. Pese a la crisis, muchos vecinos siguen manteniendo sus puestos de trabajo allí y la calzada resulta realmente peligrosa. Está llena de baches. Y, al contrario, si esta carretera estuviera en condiciones, los beneficios a nivel turístico serían incalculables para los pueblos de la Serranía que cada vez más se ven abocados a un futuro que pasa por el turismo y por descubrir sus encantos ocultos a los visitantes. Esta semana hemos conocido que la Junta ha aprobado una iniciativa por la que se compromete a estudiar la mejora integral de la vía. Esperemos que ésta no caiga en saco roto y que, en el futuro, podamos de una vez por todas ver cómo se inician estos trabajos que sin duda mejorarán la calidad de vida de los vecinos mediante el incremento de la seguridad vial.

Y sobre la seguridad vial, esta semana ha sido negra para Ronda. Dos ciclistas fallecidos y dos motoristas fallecidos. La ciudad está conmocionada por la pérdida de los dos rondeños, una triste noticia que deja dolor en tres familias y que no tenía que haber sucedido. Desde aquí mi más sincero pésame a los familiares y amigos de David y Francisco Javier.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*

20 − 6 =