Entrevistas

Isabel Barriga: “No me integraré en el Comité Nacional del PA”

Isabel Barriga, primera teniente de Alcalde del Ayuntamiento de Ronda, fue una de las protagonistas del congreso del Partido Andalucista celebrado el pasado fin de semana. La candidatura de la que formaba parte, encabezada por Manuel María de Bernardo, salió derrotada por pocos votos frente a la liderada por Antonio Jesús Ruiz, que resultó elegido nuevo secretario general del partido.

¿Qué balance hace del congreso?
En la primera y única intervención que hice en el congreso tuve el honor de cerrar el turno de defensa de Manuel de Bernardo, y fue precisamente para dar la enhorabuena por el congreso. Porque todo el mundo se preguntaba quienes eran los candidatos, qué tanto por ciento llevaban, cuántos avales… Pero lo importante fue cuando nos sentamos. Yo estaba conformando la mesa nacional que dirigía el partido en ese momento y vimos la sala abarrotada, incluso con gente de pie. Eso es importantísimo y más en un partido como el nuestro, en el que hay mucha gente humilde. Incluso nos decían algunos compañeros que no podían ir porque no se podían permitir dos días en Sevilla por motivos económicos. El ver la sala llena fue un gran triunfo para nosotros, pues todo el mundo decía que después del abandono de Pilar González, “la huída”, íbamos a sufrir un tremendo varapalo y no ha sido así. Yo he visto gente muy ilusionada y con ganas de trabajar. Y estamos preocupados por el futuro de nuestro partido; por saber si los andaluces nos creen necesarios, y si somos necesarios, qué quieren de nosotros. Por eso hemos dividido el congreso en dos partes. En la primera hemos elegido la dirección, donde ha salido nuestro compañero Antonio Jesús Ruiz, un político en alza. Y en la segunda, que es la más importante, en la que vamos a debatir el documento estratégico del partido, del que no sólo estamos pendientes nosotros, si no la ciudadanía y el resto de opciones políticas para saber el rumbo que definitivamente tomará este partido. En qué lado ideológico estamos, cuáles son nuestras propuestas y cuál es nuestra posición ante los problemas de los andaluces. Eso lo vamos a debatir en noviembre, así que el congreso no se ha cerrado, se ha cerrado únicamente la primera parte.

Precisamente esa indefinición ideológica, tal vez sea el gran problema del PA.
El problema del PA es que a los demás no les conviene que se nos vea en un sitio seguro. Nadie le pregunta a alguien de CiU si es de izquierdas o de derechas o a alguien del PNV. Son nacionalistas y punto. Pero nosotros sí nos tenemos que definir siempre en Andalucía y no sé por qué, porque ha quedado claro que la primera opción es que nosotros somos nacionalistas andaluces. Porque en las últimas elecciones parecía que estábamos a la izquierda de IU y esto era porque en la dirección del partido había algunos miembros que se estaban preocupando de que nuestra acción política, que es lo que los medios y la ciudadanía ven, eran gestos para decir que antes que nacionalistas, éramos de izquierdas. Y es todo lo contrario, los andalucistas somos nacionalistas, federalistas, somos de izquierda moderada y somos gente progresista, esa es nuestra definición y eso no va a cambiar. Hemos tenido un debate amplio que se va a ver aún más ampliado, valga la redundancia, en noviembre. Pero está claro que en nuestra opción política hay personas que son más de izquierdas y personas que son más conservadoras, pero es que el nacionalismo aúna. Por eso es importante, más que definirnos, más que decir si políticamente somos de centro izquierda o si ideológicamente somos de izquierda social. Hay tantas definiciones de izquierda… Lo importante es que a los ciudadanos en noviembre les digamos “¿qué opina usted de la reforma de la sanidad?” Y desde el PA les digamos, esto, “¿y del conflicto de la minería?” Esto otro, “¿y de la subida del IVA?” Pues esto. Y da igual con quien estemos pactando, que nada cambie, que todos tengamos un mismo camino y tengamos el mismo discurso, porque hasta ahora no hemos tenido organización y disciplina. Y así se lo transmitiré a mi nuevo secretario general, yo voy a ayudar en todo lo que me pidan, quizás si estuviera de Bernardo me implicaría aún más, pero lo primero que necesitamos es estructuración y disciplina, y no importa que nos quedemos cinco. No hay que tener miedo, hay veces que hay que perder alcaldías para que los ciudadanos vuelvan a confiar en nosotros, eso es lo que le ha faltado al PA y eso es lo que nosotros vamos a demandar.

El señor Ruiz, vencedor en este congreso, lo primero que dijo es que contaba con usted y con el señor de Bernardo, pero usted parece que va a hacer caso a lo que dijeron los compromisarios del PA, que han elegido a otra candidatura. ¿Se va a mantener al margen de esas ofertas?
A mí me han llamado históricos y compañeros de todas las agrupaciones para dar ese paso y que esté en la candidatura de Ruiz por hablar de unidad, pero esto no es así. No estamos enfrentándonos con otra opción política, nosotros hemos sido dos listas de compañeros con proyectos diferentes que vamos a seguir peleando por nuestro proyecto en noviembre cuando debatamos estratégicamente nuestro documento. Ahora tenemos los congresos provinciales y locales y vamos a seguir con nuestra opción, lógicamente. Eso no quiere decir que nos convirtamos en una corriente interna ni nada de eso, nos hemos disuelto como grupo en Sevilla, pero nosotros lo que creemos es que cuando uno va a unas elecciones tiene que adoptar la decisión mayoritaria aunque sea por un voto. Que yo voy a estar en la fotografía cuando se presente nuestro candidato, evidentemente, y en lo que él me necesite. Lo que no voy a estar es en la ejecutiva porque no me parece serio, porque no creo que la opción sea coger a dos candidatos de la otra lista e incluirlos en la ejecutiva. Si alguien quiere conformar una lista única hay que hacerlo antes de las votaciones, si no fuimos capaces de entendernos antes, ¿cómo vamos a ser capaces de llegar al entendimiento media hora después del congreso? Yo entendería conformar una lista única cuando se sientan los candidatos de ambas opciones y ponen los proyectos encima de la mesa, entonces vemos un proyecto común y vemos quien lo puede defender. Esa es la forma.

¿Entonces desmiente las especulaciones sobre su posible integración en otros grupos?
Yo siempre voy a estar con mi candidato, y aunque no pertenezca a la Comisión Ejecutiva Nacional iré a muchas reuniones cuando vayan mis compañeros de Ronda que están en la Comisión Nacional Andalucista. Los voy a acompañar, me voy a entrevistar con mi secretario y lo voy a acompañar a muchas cosas, porque yo creo que es importante. Antonio necesita refuerzo, cuando vaya a territorios complicados yo voy a estar a su lado, o que en alguna rueda de prensa yo hable más que él incluso, pero no quiero estar en su directiva. Yo soy demócrata convencida, y no creo que los militantes merezcan eso. Los militantes quisieron que hiciéramos una lista única y nos buscaron durante el congreso, pero no fuimos capaces. Pero tiempo al tiempo, quizás en diciembre o en enero sí seamos capaces y nos unamos, pero ahora mismo no.

Isabel Barriga es partidaria de la reducción del número de concejales.
Isabel Barriga es partidaria de la reducción del número de concejales.

Usted es una mujer optimista. ¿Cree que el PA tiene futuro?
Sí tiene, hay que ser sinceros y por ahora tiene futuro municipalista. Tenemos muy lejos el Parlamento pero con este nuevo secretario y su proyecto se abren nuevas expectativas, aunque yo creyera más en el modelo de Manolo de Bernardo y voy a intentar implantarlo en Málaga. No renuncio a ese modelo de partido y voy a luchar por él. Pero creo que Antonio va a abrir puertas de muchos votantes, es un hombre joven, dinámico, con ganas, triunfador y se mueve muy bien en el mundo empresarial. A los empresarios les gusta porque convence y tiene mucha iniciativa. Es otra forma de ver la política Hay personas que piensan que estamos “pasadillos” de moda, pues eso ha cambiado. La media de la ejecutiva es de 32 años. Los niños han ganado el congreso (risas).

Hablaba usted de los históricos, que aunque hayan hecho una gran labor por el andalucismo, les ha llegado el momento de dar un paso al lado.
Es así, nuestra lista era mucho más mayor de media, aunque también teníamos jóvenes. Yo creo que hubiera sido una integración buena, al 50% habría estado mejor, pero no fuimos capaces de hacerlo. No puedo negarle que a Ronda le llena de orgullo que la tercera opción que muchos delegados pusieron encima de la mesa es que la Secretaría General fuera para Ronda, en este caso para mi persona, y que ellos dos fueran vicesecretarios generales. Pero yo lo rechacé, porque no creo que mi momento político sea este. Yo creo que Ronda me necesita aquí, que tenemos unas circunstancias muy difíciles como para entregarme a una responsabilidad tan enorme que me impediría estar en Ronda, así que decidí que no. Mi compromiso primero siempre ha sido Ronda y va a seguir siendo Ronda

¿Dudó en algún momento entre quedarse en Ronda como primera teniente de alcalde o probar esa aventura que sería llegar a la máxima responsabilidad del partido?
No lo dudé ni un segundo, ni uno, aunque me senté con gente que me podría haber convencido y que admiro. Pero lo tenía clarísimo desde el primer momento, yo sabía cuando me presenté a las elecciones locales a lo que venía y ese es mi compromiso con Ronda.
Centrándonos en nuestra ciudad, ¿saldrán nuevas iniciativas para Ronda a partir de este congreso?
Efectivamente, nosotros vamos a debatir ese documento estratégico y lo que podamos aportar a la ciudadanía andaluza, lo vamos a traer a Ronda. Nos hemos enfrentado ya a nuestro congreso al igual que el PSOE y ahora será el PP. Siempre se renuevan órganos y eso trae savia nueva y ganas de trabajar. Los congresos nos ponen las pilas a todos y ahora hay que decidir muchas cosas y empezar a plantearnos un futuro. Ahora vamos a tener que empezar a ver la política de otra manera porque hay medidas muy duras, pero hay algunas que son buenas. Hoy ha llegado un compañero diciéndome: “no sé si te has enterado de que van a acabar con un tercio de los concejales en Ronda”, pues a mí me parece muy bien, yo creo que somos nosotros los primeros que tenemos que dar ejemplo. Los ciudadanos están hartos de que nosotros les recortemos y nosotros nada. Y todavía hay que tomar más medidas con los políticos, con los sindicatos, con las instituciones… A mí me parece bien, hay muchas cosas que recortar antes que tocar el bolsillo del ciudadano. Yo creo que hay medidas que se pueden defender muy bien ante el público y otras que no, aunque son necesarias.

Ronda por ejemplo se vería afectada en una reducción que dejaría el Ayuntamiento en 15 concejales.
Sí, pero estaría bien. Yo de los 21 no descarto a nadie, pero si desde un primer momento hubiéramos sido 15, nos habríamos repartido las responsabilidades y no habría pasado absolutamente nada. Pero me encantaría que la reducción fuera del 50% o del 100% en las diputaciones provinciales, lo estamos esperando como agüita de mayo. Es un disparate que haya competencias dobles; que los ministerios, las diputaciones, las consejerías tengan competencias y luego además estamos los ayuntamientos. Yo no creo que la medida que se ha tomado de suprimir las mancomunidades frente a las diputaciones sea lo normal, lo normal es que el ciudadano sea atendido de cerca, y la mancomunidad está más cerca que la diputación, la mancomunidad lo que hace es agrupar municipios pequeños. Pues eliminemos las diputaciones que son un gasto terrible para el ciudadano.

Entonces es usted partidaria de potenciar los ayuntamientos aunque sea con menos concejales, y las mancomunidades, y así las administraciones cuanto más cerca mejor.
Por supuesto, igual que hay ministerios que sobran, si las comunidades autónomas tienen competencias delegadas ¿para qué queremos esos ministerios? Pues a suprimir. Yo el otro día me quedaba con la boca abierta cuando me enteré que en España había 22.000 coches oficiales. ¡Si el que tiene coche oficial tiene sueldo para pagarse un chófer, hombre! Hay que racionalizar. Yo entiendo que el Ayuntamiento de Ronda o el de Montejaque o el de cualquier otro sitio tengan un coche oficial, pero que se utilice cuando sea necesario de verdad, no por regla general. Eso no puede ser, lo de controlar el sueldo de los alcaldes y los concejales, me parece muy bien, me parecen medidas razonadas, pero hay otras que no. En sanidad y educación nadie va a comprender que se recorte. Da miedo cuando vemos las plantas de los hospitales cerradas, porque no se pueden sustituir a las personas que están de vacaciones. Lo de la medida del copago no a todo el mundo le viene bien, yo entiendo que 50 céntimos no son nada, pero hay personas que tienen 400€ al mes, y 50 céntimos cuentan. Hay cosas que recortar antes que eso, pues esa es la política que el Partido Andalucista tiene que poner encima de la mesa.

¿Algo que le quiera usted decir a los rondeños?
Que estamos muy contentos en el PA, que tenemos mucha ilusión de ver un partido renovado y que por fin seamos un partido estructurado, con disciplina y muy cercano a los ciudadanos andaluces, que es lo que esperan. Que queremos convertirnos en un partido fuerte que sepa defender los intereses de Andalucía por cualquier parte, que estamos en el camino, que eso es lo que nos ha llevado a un congreso y lo que nos va a llevar a seguir trabajando.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*