Entrevistas

Diego Valderas: “Vamos a parar las oleadas del PP y PSOE”

Valderas durante el acto público celebrado por IU en Arriate.

Diego Valderas, candidato a la presidencia de la Junta de Andalucía por Izquierda Unida, nos atiende amablemente, en un alto  en esa campaña frenética que le está llevando en 15 días por cerca de un centenar de pueblos de toda Andalucía, concretamente en Arriate donde el candidato de IU se siente como en casa.

¿Cómo se está desarrollando la campaña para IU?
La estamos llevando con fortaleza y tesón, tratando de recuperar fuerza en Andalucía. Pero sobre todo con muchas ganas de entrar en una batalla electoral en una comunidad tremendamente perjudicada por dos políticas, las políticas del bipartidismo que han protagonizado el Partido Socialista y el Partido Popular.

¿Cómo valora la ausencia del candidato del Partido Popular, Javier Arenas, en el debate electoral del pasado lunes?
Yo creo que el señor Arenas huía. Vio una cámara y en vez de correr hacia ella corrió en sentido contrario, en función de una incapacidad: la incapacidad que tiene de defender las libertades políticas. Porque el señor Arenas tiene un proyecto político oculto para Andalucía, aunque ya ha quedado al descubierto. Y digo oculto porque es el mismo proyecto de la señora Cospedal o del señor Rajoy, por ejemplo, que tanta dureza tienen para Andalucía y tanto la perjudican. Por tanto era lógico, es más, creo que era casi imposible que se pusiera ante el pueblo andaluz para defender las políticas que Rajoy está planteando teniendo presente que él está en el núcleo duro. No hay que olvidar que hace un mes se jactaba de decir que era el pilar fundamental de Rajoy y que el núcleo duro lo formaban ellos dos y la señora Cospedal. Por tanto él es cómplice de todas las políticas en materia de reforma laboral, reestructuración del poder financiero, involución democrática, bonificación fiscal a los poderosos, evitar energías renovables para potenciar la energía nuclear… De todas estas políticas es cómplice Arenas. El Partido Popular y Arenas no creen en el Estatuto de Autonomía de Andalucía. Entraron tarde y por la puerta falsa, porque el Estatuto dice todo lo contrario a la política que hoy hace el PP.

¿Y cómo vio a su oponente en el debate, el candidato socialista José Antonio Griñán?
Lo vi débil. Es una persona con escasa credibilidad. No se puede esperar que después de treinta años de gobierno socialista, con él de presidente prácticamente en los últimos cuatro y como responsable de la economía en los últimos diez, sea ahora capaz de hacer lo que no ha hecho durante todo este tiempo cuando contaba con la confianza de los ciudadanos. Su proyecto es muy débil, representa un modelo económico y político fracasado que necesita un nuevo tiempo con las paredes de cristal y con manos limpias, algo que no ha sucedido durante todos estos años.

Su partido siempre ha defendido unas elecciones andaluzas separadas de las generales para que se pudiera hablar específicamente de los problemas de la comunidad. ¿Cree que esto está siendo así?
Efectivamente, tener unas elecciones separadas es algo que siempre hemos pedido y nos alegramos de que esta vez sea así. No hay que perder de vista que tenemos tantos habitantes como Grecia, y por tanto, los problemas de Andalucía son problemas de Estado y de Europa. Y los problemas de Estado son también problemas de Andalucía. Así que estamos debatiendo problemas que nos afectan a todos, problemas de economía, de desempleo, de políticas agrarias… En definitiva, medidas económicas y laborales que en una comunidad con más de un millón de desempleados afectan mucho. Estamos hablando de Andalucía con letras mayúsculas, sabiendo que lo que se decida aquí va a marcar también las políticas a nivel nacional. Por eso desde IU estamos diciendo que Andalucía tiene que participar con más fuerza en España y en Europa. Tenemos que poner encima de la mesa nuestro Estatuto de Autonomía y evitar que las políticas agresivas de Bruselas y de Madrid influyan negativamente en nuestra tierra. Griñán fue cómplice de las políticas de Zapatero y se equivocó, y Arenas lo es de las políticas de Arenas y también se va a equivocar.

¿Se pueden hacer otras políticas, como quiere hacer ver IU?
Sí, hay otras formas de hacer política, y de hecho en Europa y en el resto del mundo hay países que lo hacen y no tienen desempleo, y meten a los causantes de la crisis y a los financieros en los tribunales, si hay que meterlos, porque han hecho un modelo especulativo que perjudica al pueblo. Por lo tanto hay otras políticas fiscales, de hacienda, para preservar los servicios esenciales para la comunidad, para que la intervención pública en la economía sea un factor necesario, para poner en valor la participación democrática, como dice nuestro Estatuto de Autonomía… Hay una política real, que todo el mundo entienda. Estamos en disposición de construir una Andalucía con todo su potencial y capaz de hacer que haya menos ricos para que haya menos pobres.

¿Qué lugar ocupa la política de renta básica para IU?
Es algo que se recoge en el Estatuto y hay que cumplirlo. El PSOE prometió que se alcanzaría la renta básica en cuatro años y ahora lo ha quitado de su programa. Por tanto tiene poco crédito, es poco de fiar porque dice las cosas y luego no las cumple. En ese sentido hay dos pilares fundamentales: crear empleo y romper la desigualdad territorial en Andalucía y la pobreza, que ya alcanza el 32%. Hay que decir a la gente que hay recursos para hacer una política que anteponga los intereses de la mayoría frente a los de una minoría.

Todas las miradas se pueden volver hacia su partido tras las elecciones en caso de ser decisivo para formar gobierno. ¿Tiene eso presente?
No, lo primero son las urnas y oír al pueblo. Y hacer una cosa que alguien me dijo hace mucho tiempo: no hay nada más bonito que mandar obedeciendo. Y nosotros mandaremos obedeciendo, así que antes de escuchar a las urnas no vamos a decir ni hacer nada que no esté relacionado con el mensaje que los ciudadanos depositen el 25 de marzo, y que espero que sea para el bien de Andalucía.

¿Pero negociarían con el PSOE si se produjera un cambio de política?
Es difícil que un partido que combate la derecha apoye las políticas del PSOE, pero también lo es que apoye al PP. Así que tenemos dos objetivos: combatir la marea azul del PP por un lado, y la marea naranja del PSOE por el otro. En todo caso, esperamos obtener los diputados suficientes para ser decisivos en la formación del gobierno y que sean otros partidos los que tengan que pactar con nosotros.

Esta semana ha estado en Arriate. ¿Qué compromisos concretos tiene con la Serranía de Ronda?
José Antonio Castro ya lo puso de manifiesto en el acto de Arriate. Tenemos compromisos en materia de equipamiento, de infraestructuras y de preserva del medio ambiente. Es un territorio muy rico desde el punto de vista patrimonial, cultural y medioambiental. Queremos poner de relieve el factor agroalimentario y un turismo integral, porque Ronda y su entorno goza de una perspectiva maravillosa. Con nosotros los ciudadanos tendrán alternativas distintas a las políticas del Partido Socialista.

¿Qué postura mantiene con respecto a la huelga general?
Siempre estaremos con los trabajadores, como siempre hemos estado. Hay que recordar que los primeros en decir que era necesaria una huelga general fue IU hace cuatro años, en boca de Cayo Lara, en el congreso que lo hizo coordinador. Lo hicimos con tres años y medio de antelación y hace seis meses hicimos otra huelga. Y ahora la haremos también para defender a los trabajadores. Antes, frente una política dura, y ahora, frente a una totalmente agresiva para la clase trabajadora.

¿Cree que el recibimiento hacia IU está siendo mejor que en otras campañas?
Yo estoy notando un cariño y una cercanía que no los he notado en ninguna otra campaña. Uno lleva ya muchas campañas y está acostumbrado a la palmadita en la espalda y a que le digan “que bien lo haces”, y luego las urnas son las urnas. Pero espero que en esta ocasión no sea así y que las urnas deparen un nuevo tiempo político para Andalucía y con una IU más fuerte. Como dice nuestro lema de campaña: una Andalucía más fuerte para abrir paso a una nueva política de justicia social.

¿Firmaría algún resultado?
Yo no tengo techo. He gobernado una ciudad en la que nunca me puse techo y los ciudadanos siempre respondieron bien, así que espero que ahora pase lo mismo para compartir con la gente esta nueva política ante estos proyectos fracasados: el del PP y el PSOE.

¿Algo más que le gustaría decir a los ciudadanos antes del 25M?
Es muy sencillo, que la gente sabe de qué madera estamos hechos, conocen nuestra cercanía y nuestra capacidad de defender a la mayoría. Así que sólo les diría que nos prueben, ya que han probado a otros y saben el resultado que dan.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*