Entrevistas

Esperanza Oña, candidata nº 1 del PP por Málaga: “La Junta era consciente del escándalo de los ERE”

Su candidatura es un desafío a la ley del Partido Socialista que prohíbe a los alcaldes ser parlamentarios.

Sí, porque no nos vamos a rendir. El PSOE, con el señor Griñán al frente, decidió una ley injusta y de venganza después de que las elecciones municipales dieran una gran fuerza al Partido Popular. Muchos candidatos del PP consiguieron alcaldías y a Griñán, que nunca le habían importado que los alcaldes estuvieran en el Parlamento, de pronto le importa mucho y saca una ley para hacerlo incompatible. Pero no con ningún otro cargo político; solo con los alcaldes. Así se atrinchera y piensa que se quita de encima a agentes electorales importantes  para no tener tanta dificultad en las elecciones. Pero es una ley que se hace contra las personas, concretamente contra los alcaldes del PP. Así que creo que hay que desafiar esa ley y en consecuencia voy de número uno por Málaga y muy orgullosa de ello. Voy por 1.500 razones, pero esta ley es otra razón más, así que ya tengo 1.501.

 

Para el PP esta campaña se antoja como la más importante en la historia de Andalucía. ¿Cree que puede acabar la hegemonía del PSOE?

Sí, una hegemonía de más de 30 años. Evidentemente la gente lo ha votado durante toda este tiempo, pero ahora en cambio hay una posibilidad de cambio y la gente tiene ilusión porque las cosas cambien y podrían decidirse por primera vez en la historia por dar su voto al PP. Así que para nosotros y para toda Andalucía son unas elecciones más importantes que otras, porque puede suponer un cambio muy importante de cara al futuro. Se pueden hacer políticas diferentes y tener ambiciones y metas diferentes de las que se han tenido hasta ahora. Desde luego nosotros no vamos a tener como objetivo 1.200.000 parados y nos vamos a quedar cruzados de brazos. Nosotros no vamos a tener como meta que Andalucía siga estando a la cola de Europa económicamente hablando, al contrario, queremos estar entre los primeros. Ya vamos a trabajar decididamente por eso, y por la educación de nuestros niños. El Partido Popular no se conforma y quiere que la sociedad tampoco se conforme y sea reivindicativa, luchadora y que le exija a los políticos que cumplan sus compromisos. Ese es nuestro compromiso con Andalucía, un compromiso humilde pero firme.

Usted ya sabe lo que es ganar al PSOE en Andalucía, ya que Málaga fue la única junto con Almería en las que ganó el PP. ¿Cree posible superar los ocho diputados que logró entonces?

Siempre hay que ambicionar mejorar las cosas y hay que trabajar para superar el número de diputados. Creo que es algo natural y espero que podamos hacer un buen trabajo, y que todos los candidatos del PP se dejen la piel. Que hagan todo lo que puedan por explicar nuestros objetivos y nuestro programa, que vayan casa por casa si hace falta para que todos los conozcan y que vean que somos personas normales, que lo que queremos es hacer una mejor gestión. Si somos capaces de trasladar esta idea también podremos conseguir más confianza, más ilusión y más votos. Y por supuesto más responsabilidad, porque no es fácil gobernar dadas las circunstancias tan duras.

Aunque las elecciones llegan al margen de las generales, algo que usted reclamaba desde hacía mucho tiempo, parece que el debate se va a centrar en las políticas de Rajoy.

En todas las democracias se da un margen a los nuevos gobiernos de al menos noventa días. Pero aquí eso no se ha hecho, se ha empezado a cargar contra Rajoy con un furor impresionante y creo que desmedido, así que la gente seguro que se da cuenta de que no es algo lógico. Da la impresión de que la campaña se va a basar en una política nacional a la contra; en vez de debatir sobre Andalucía estamos viendo todos los días que el PSOE intenta defenderse atacando al gobierno central. Es una pena pero con eso se demuestra que al PSOE no le interesa Andalucía, solo ensuciar al PP. Sería bueno que pudiéramos enfrentar ideas para intentar solucionar los problemas, que son muchos. Los andaluces estarían mejor informados así, pero el PSOE no quiere hacerlo. Está llevando una campaña de acoso ayudado por los sindicatos o por quien haga falta en cada momento.

Uno de los puntos centrales de la campaña será el escándalo de los ERES. ¿Cómo valora el caso?

Es difícil incluso creérselo, parecía imposible algo así, pero ahora ya sabemos que es algo muy real. El fraude se hizo para que personas amigas del PSOE que nunca trabajaron en una empresa cobraran 200.000 euros en concepto de prejubilación. Esto a una persona normal, que llega con dificultad a fin de mes, le tiene que descomponer, pero es lo que ha hecho el PSOE durante muchos años. Que sepamos, desde el año 2000, y sabiendo que actuaba al margen de la ley. Tanto el señor Chaves como el señor Griñán decidieron aumentar el dinero destinado a estas ayudas fraudulentas. Así que eran conscientes y lo permitieron. Tenemos 1.200.000 parados y los tres últimos directores generales de Trabajo están imputados, así que nada es por azar. En vez de dedicarse a generar empleo se dedicaban al fraude y a beneficiar a sus amigos.

¿Cómo ha podido escapar todo eso al control parlamentario?

Primero porque el PSOE no es transparente, niega la información por sistema. Y en segundo lugar porque estas ayudas se han dado a través de empresas públicas o fundaciones de la Junta de Andalucía. Y como las empresas públicas escapan al control parlamentario, pues ya está hecha la trampa. Por eso hemos dicho muchas veces que todo eso hay que controlarlo y hay que rendir cuentas al final del ejercicio presupuestario. Y si esas empresas no son rentables, no tienen razón de ser. Además, los funcionarios tampoco sabían lo que pasaba porque el PSOE utilizaba a sus cargos de confianza, que son 4.000 altos cargos nombrados a dedo.

Los ayuntamientos se encuentran asfixiados en estos momentos. ¿Hay solución para eso?

Desde el PP reclamamos la segunda modernización desde hace doce años aunque sin ningún éxito. Igual que se hizo la transferencia de competencias y dinero a las comunidades autónomas, si los ayuntamientos tienen competencias tendrán que recibir también dinero. Eso está pendiente y los ayuntamientos cada vez están más endeudados. Nosotros somos un partido municipalista y el PSOE quiere el control absoluto, cree que es el dueño de Andalucía y que cuando alguien critica la gestión socialista están criticando a Andalucía, y están muy equivocados. En cambio en el PP creemos en el poder de gestión de los Ayuntamientos.

¿Van a llevar alguna medida concreta para la comarca en su programa?

No quiero hacer promesas, no ser frívola con la situación que tenemos. Cualquier proyecto es difícil de ejecutar a corto plazo, no quiero engañar a los ciudadanos como viene haciendo el PSOE. A lo mejor hace ocho años se podía hacer algo y ahora no. Por ejemplo, para construir la autovía Ronda-Antequera habría que hacer una planificación de obras preferente y ver si se puede llevar a cabo. Lo que sí está claro es que el PP es muy consciente de la importancia de Ronda y está en contra de que se hayan parado las obras de acceso. De hecho, hemos elegido Ronda como una de las ciudades en las que vamos a presentar el programa, y le vamos a pedir a Arenas que se comprometa con la ciudad. Y seguro que lo va a hacer. Ronda es un lugar precioso, casi mágico. Y es una pena que no tenga buenas comunicaciones.

¿Qué mensaje lanzaría a los rondeños?

Un mensaje de confianza y esperanza en las posibilidades de Andalucía y de ética hacia la clase política, porque no todos los políticos somos corruptos. Es más, la inmensa mayoría no lo somos. Nos gusta Andalucía y queremos trabajar por ella para que progrese. Yo estoy en contra de la política del miedo que hace el PSOE, que siempre dice “si viene el PP nos van a quitar esto o lo otro, nos va a pasar tal cosa”. Pero lo único que va a pasar es que vamos a hacer las cosas de forma diferente, mucho mejor, como lo estamos haciendo ya en muchas comunidades. Y le pongo un ejemplo: hoy mismo he leído que en Andalucía los que se examinan para unas oposiciones tienen que pagar el doble que en Madrid, así que el PP está demostrando ser más solidario. El PSOE no es la única opción, y tenemos la oportunidad de cambiar las cosas el 25 de marzo.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*