Entrevistas

Manuel Castillo, jefe de la Policía Local: “Uno de mis objetivos es aumentar la plantilla”

Manuel Castillo Gónzalez cumplirá este martes 30 días al frente del cuerpo de la Policía Local de Ronda. Este rondeño de 44 años, casado y con tres hijos, se muestra ilusionado con el mayor reto de su dilatada carrera profesional y tiene claros cuales deben ser sus objetivos prioritarios en su tarea al frente de la fuerza de seguridad más próxima al ciudadano. Así lo manifiesta en la entrevista que mantuvo con La Voz de Ronda en su despacho y en la que nos mostraba sus intenciones en el desarrollo de un trabajo del que es consciente que estarán pendientes muchos ciudadanos de Ronda.

 

¿Cuáles son sus primeras impresiones tras llegar a su cargo hace aproximadamente un mes?

Han sido muy positivas. Llegué el día 26 de agosto, casi en plena feria y con un dispositivo prácticamente elaborado pero aún así lleva mucho trabajo. Es un evento muy importante para la ciudad y para esta jefatura y hay que estar muchos días y muchas horas al pie del cañón porque hay mucho que atender. Y una vez que pasó feria también hay siempre algo que hacer, hay muchas cosas pendientes todavía. Pero el balance hasta el día de hoy es muy positivo, estoy muy contento y con muchas ganas de trabajar.

¿Cómo ve el estado de la plantilla de la Policía?

Ojalá pudiera decir que necesito menos gente, pero lo cierto es que mientras más funcionarios haya mejor servicio se da. Hemos estado haciendo una valoración a corto plazo para ver cuantos agentes tienen que pasar a segunda actividad o jubilarse, para que llegado el momento no se dilate la situación y estemos sin funcionarios. Contamos con una plantilla de 70 agentes entre policías, oficiales y subinspectores y siempre se pide más. De hecho uno de los objetivos que tengo es intentar conseguir que se aumente la plantilla, aún sabiendo las dificultades que existen en este momento.

De esos 70 agentes hay muchos que ya no se dedican a labores puramente policiales. ¿Se nota esa carencia?

Todo el personal está en servicio operativo, no hay ningún compañero que esté en funciones, por decirlo así, en segunda actividad, como ocurre por ejemplo en la Policía Nacional. Así que todavía no tenemos la premura de tener plazas vacantes y tener que suplirlas con este tipo de personal. Pero es cierto que hay que hacer una valoración a corto plazo para ver cuántos funcionarios van a pasar a esa situación, porque hubo un gran número de ellos que entraron más o menos en la misma fecha y tienen la misma edad, así que cuando empiecen a producirse las jubilaciones dentro de unos años sí se va a notar el número de efectivos que cesen. Así que lo que tenemos que intentar es que cuando llegue ese momento tengamos la posibilidad de sacar las plazas que queden libres a concurso o incluso hacerlo antes, que sería lo ideal. Llevo poco tiempo y sé que el equipo de gobierno tiene prioridades más importes pero queremos estudiarlo en el futuro.

Es rondeño y conoce muy bien la ciudad. ¿Cuáles cree que son los problemas de seguridad más acuciantes en la actualidad?

Ronda es una ciudad muy tranquila, el índice de delincuencia es bajo. Este dato lo maneja la Policía Nacional pero me consta que es así porque tenemos una relación muy fluida con este cuerpo. Cada día nos llegan sus partes de intervención y nosotros les enviamos los nuestros y se puede ver que la mayoría son faltas, y los delitos son de muy escasa entidad.

¿Qué aspecto se ha propuesto mejorar desde que llegó?

Especialmente queremos solucionar los problemas derivados del tráfico. Por ley tenemos que dedicarnos al tráfico y al cumplimiento de ordenanzas municipales, y el ciudadano normalmente acude a nosotros por problemas de tráfico. Por ejemplo el lunes empezaron las obras de la plaza Carmen Abela y eso conlleva el cierre de las calles y problemas de circulación. Así que quiero que los agentes atiendan especialmente este tipo de incidencias, además de dar una buena atención al ciudadano.

¿Cómo calificaría a los agentes que tiene a su disposición?

Son muy profesionales, aunque hay que continuar con la formación. Vamos a ponernos en contacto con la Escuela de Seguridad Pública Andaluza y con un colegio de abogados para ir haciendo cursos. Así hay agentes especializados en medio ambiente, otros en inspección, etcétera. Que haya un mayor número de funcionarios que conozcan materias diferentes al tráfico, para dar una solución a cualquier problema.

Una de las promesas electorales más habituales por parte de muchos partidos es la creación de una policía de barrio. ¿Lo ve factible en el futuro?

Sí, de hecho la idea de acercar al policía al ciudadano viene de hace muchos años. Surgió en la policía británica y luego lo adaptó la Policía Nacional aquí. Así se sabe qué problemas hay en un barrio, qué personas mayores llevan tiempo sin salir de sus viviendas… Es una cosa bonita, pero se necesita más personal, porque sino se pueden dejar áreas de más envergadura sin cubrir. Vivimos en una ciudad con 37.000 habitantes censados más una gran población flotante, así que la mayoría de efectivos tienen que dedicarse a asuntos en el centro. Pero es una idea que tengo y me gustaría dotar a ese servicio con los compañeros de más edad y dejar a los más jóvenes para tareas más operativas. Así podríamos ubicarlos en un servicio idóneo para ellos, para dar  servicio al ciudadano.

¿Y en cuanto a la dotación de material técnico?

Siempre es mejorable. Las instalaciones son muy buenas pero los vehículos hay que actualizarlos, por ejemplo. Cuanto mejor es el material, mejor trabaja el funcionario. Pero somos conscientes de que las circunstancias económicas no están para pedir mucho. Así que prefiero no pedir para que me digan que no.

Siempre se habla de la supuesta rivalidad entre Policía Nacional y Policía Local. Usted ha trabajado en las dos, ¿cómo es la relación?

Cuando tomé posesión del cargo fui a la Comisaría y estuve hablando con el jefe de la Policía para comentarle mi deseo en que las relaciones sean buenas y fluidas, igual que hice con el capitán de la Guardia Civil. El ciudadano lo que quiere es que se solucionen sus problemas. Y de momento las relaciones son buenas.

Su cargo es de libre designación por parte del equipo de gobierno. ¿Se puede hacer una planificación a largo plazo de esta forma?

Tienes que plantearte que este es un trabajo como poco a medio o largo plazo. Tienes que dedicar muchas horas y dejar temas personales un poco al margen. Se supone que como mínimo el equipo de gobierno va a estar cuatro años e intentaré demostrar durante este tiempo que puedo contar con su confianza.

Una de las críticas que se hace a la Policía es el excesivo uso de la grúa municipal.

Esta semana he tenido una reunión con el delegado de Tráfico y con el gerente de la grúa y me comentaron que la media de retirada de vehículos es de tres al día, una cifra muy baja. Así que es más la imagen que la gente tiene. Pero cuando se retira un vehículo es porque efectivamente se está ocupando una plaza indebida. Los agentes no trabajan con un exceso de celo en ese sentido, es más, si se puede, los policías buscan al ciudadano para que retire su coche.

¿Algún mensaje que quiera trasmitir a los rondeños?

Que las puertas de la jefatura y de mi despacho están abiertas para cualquier ciudadano que quiera hablar conmigo. Todo el que ha estado aquí sabe que se le ha atendido bien. Además de mi responsabilidad me gusta tener un conocimiento personal de los problemas. Por ejemplo nos llegaron quejas por los problemas en la salida del colegio Cervantes y rápidamente buscamos una solución junto con los delegados de Seguridad y de Tráfico.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*