Entrevistas

Juan Harillo: “Volveremos a entregar el trofeo Niño de la Palma el día de la Goyesca”

El presidente del Centro Andaluz habla sobre sus proyectos de futuro tras su reelección, entre los que destacan la recuperación de este trofeo al autor de la mejor faena durante la Corrida Goyesca.

 

La primera pregunta es casi obligada. ¿Con su reelección se inicia una nueva etapa o es una continuidad de la anterior?

Yo soy de los que piensan que en ningún cargo se debe estar demasiado tiempo, ya sea en una responsabilidad política o en cualquier otra institución. Por eso hace un año ya anuncié mi intención de dejar la presidencia del Centro Andaluz. De hecho en marzo tuvimos una asamblea para elegir presidente y no se presentó nadie, así que me comprometí a seguir tres meses como presidente en funciones. Y como ahora tampoco han querido dar un paso adelante y desde luego yo no iba a dejar en la estacada a todos los que creen en la necesidad de seguir con la labor del Centro Andaluz, y como hay mucha gente que me anima y que quiere colaborar en ese trabajo, pues he decidido continuar dos años más. Eso sí, contando con una junta renovada y dispuesta a trabajar y además una  junta plural y con inquietudes que sin duda van a dar nuevas iniciativas.

¿Cuáles son sus objetivos para este periodo?

La revista Puente Nuevo es absolutamente básica para divulgar el mensaje cultural y eso requiere mucho tiempo y un gran trabajo y dedicación. También nos gustaría tener una serie de conferencias y actividades culturales paralelas y no las descartamos siempre que sean de un gran interés. Pero debo decirle que afortunadamente en Ronda la oferta cultural es bastante amplia y es difícil no coincidir con otras muestras en los mismos días y horas, y curiosamente muchas veces tiene más repercusión el anuncio de la actividad, que el propio acto cultural cuando se celebra. En todo caso ya le digo que estamos abiertos para organizar cualquier actividad, pero en principio la publicación de Puente Nuevo nos sigue pareciendo la piedra angular de nuestra actividad porque es realmente apasionante y tiene ya un merecido reconocimiento a lo largo de sus 46 números de existencia. Me gustaría animar a los rondeños a que la leyeran o se acercaran de alguna forma al Centro Andaluz para conocer de manera directa nuestro pensamiento y forma de actuación.

Sus relaciones con el Ayuntamiento anterior eran practicamente inexistentes. ¿Han mejorado con el nuevo equipo de gobierno?

No sería sincero si no dijera que eso me ha reafirmado en mi postura de seguir dos años más como presidente. En el Ayuntamiento de Ronda se produjo un vuelco, con el que los rondeños han demostrado un talento extraordinario, porque el populismo es algo difícil de descubrir y aún más complicado de combatir. Los votantes han dado un ejemplo de dignidad, teniendo en cuenta que el antiguo alcalde, que estaba frontalmente en contra del Centro Andaluz y de la revista Puente Nuevo, como demostró en repetidas en ocasiones, ha logrado el 30% de los votos. Parece claro que el 70% de los votantes han depositado su papeleta contra él, porque en democracia a veces se vota en contra de las situaciones. Eso sin duda me ha animado a seguir al frente del Centro Andaluz porque había que recuperar las cosas que Marín trató de arrebatarnos, como la entrega del trofeo “Niño de la Palma” en el sitio que lo veníamos realizando desde hace 18 o 20 años y que ahora está en vías de recuperarse. De hecho, tras las conversaciones que hemos mantenido con el nuevo equipo de gobierno y especialmente con la alcaldesa de Ronda estamos seguros de que se recuperará la entrega del trofeo en la misma tarde de la Goyesca y en los jardines del Hotel Reina Victoria.

¿Algún sueño especial para estos años de mandato?

Aunque parezca una ironía le diría que toda la junta se ponga a trabajar, porque con ello estoy seguro de que el Centro Andaluz seguirá haciendo camino y de entre ellos, personas todas muy capacitadas, saldrá el que debe ser mi sucesor dentro de dos años. En otro orden de cosas, con motivo del 50 aniversario del fallecimiento de Cayetano Ordóñez, queremos estrenar un pasodoble llamado “Niño de la Palma”. Yo tenía la partitura a piano y José Palmero, un magnífico músico, la ha adaptado para banda de música. Queremos estrenarlo en un acto solemne para el que estamos buscando fecha. Igualmente queremos realzar la fecha del 4 de diciembre, que para nosotros es el verdadero día de Andalucía, como se merece. Y por supuesto siempre estaremos abiertos a la organización de cualquier tipo de acto cultural que tenga como referente la cultura de nuestra tierra.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*