Entrevistas

Mari Paz Fernández: “Traemos un aire fresco muy necesario para nuestro Ayuntamiento”

{mospagebreak}{mospagebreak}{mospagebreak}Con su nombramiento como alcaldesa se culmina un largo recorrido en política a pesar de su juventud.

Ha sido un trabajo intenso, especialmente estos últimos años en la oposición. En primer lugar tengo que dar las gracias a los ciudadanos que han confiado en el Partido Popular y a los que han colaborado en este tiempo. Es un reconocimiento a nuestra labor de oposición y a las propuestas de futuro que tenemos para la ciudad. También hay que agradecer la labor del Partido Andalucista, porque con este acuerdo la única vencedora es Ronda, que es lo importante.

¿Qué pensó en la noche del 22-M cuando empezó a ver los resultados?

Fueron unos momentos muy bonitos y felices. Era un resultado que habíamos trabajado para conseguirlo, después de un año y medio muy intenso. Me acordé de todos mis compañeros porque yo no estaría aquí sin su ayuda, y celebrarlo con ellos fue de lo mejor que hemos hecho en los últimos tiempos. La satisfacción en ese momento es muy profunda porque los ciudadanos han creído en ti y en un futuro mejor.

A partir de ahora le van a exigir mucho.

Está claro, porque para eso estamos aquí. Estamos en un momento muy delicado, con una crisis y una situación difícil en las arcas municipales que tendremos que explicar tranquilamente a todos los ciudadanos. Ese aire fresco que va a entrar era muy necesario para el Ayuntamiento y para la ciudad. Habrá que sentarse con los técnicos y analizar la situación desde todos los puntos de vista para actuar con austeridad, transparencia y desde luego con la ilusión de que este momento pasará y podremos hacer proyectos importantes. Pero al principio será difícil.

¿Tienen miedo por como se puedan encontrar las cuentas?

No es miedo, sino preocupación. Preocupación por la situación de las arcas, por la deuda a los proveedores, por los gastos que hay que afrontar cada mes… Por eso digo que el análisis inicial es muy importante para ver lo que hay. Sobre todo hay que ser austero en todas las cosas que no son necesarias. Saneando las cuentas podremos afrontar los retos de futuro.

El desempleo es una de las principales preocupaciones de los rondeños. ¿Tienen algún proyecto previsto para paliarlo?

Hay que recordar que nosotros propiciamos el Pacto por el Empleo con todos los agentes políticos y socioeconómicos de Ronda. Y ahora vamos a adherirnos como institución, porque el Ayuntamiento no formaba parte del pacto, y vamos a trabajar en ese camino. La mejor forma de crear empleo es ayudar a las pequeñas y medianas empresas y generar desarrollo industrial. En definitiva vamos a apoyar a los emprendedores y a apoyar cualquier iniciativa que ayude a crear empleo.

¿Austeridad quiere decir recortes?

Hablo de austeridad en aquellas cosas que no son necesarias. La primera medida que hemos adoptado ha sido reducir los cargos de confianza y las dedicaciones exclusivas al 50 %. Pero hay otras muchas cosas: publicidad, propaganda, gastos de protocolo… Son partidas que se pueden reducir y pueden suponer un ahorro importante. Pero donde nunca vamos a recortar es en las políticas sociales y de empleo. Vamos a hacer todo el esfuerzo que tengamos que hacer.

¿Cómo han sido las relaciones durante estos días con el alcalde saliente, Antonio Marín, para facilitar la transición?

Este martes tuvimos una reunión para organizar el pleno de investidura. Ha existido un absoluto respeto, que es lo normal. Si algo bueno tiene este cambio es la vuelta a la normalidad democrática y para ello tenemos que dar ejemplo de que sólo somos servidores públicos para ayudar a los demás.

El día siguiente de las elecciones se respiraba un ambiente de ilusión en la ciudad por el cambio. ¿Eso supone una mayor responsabilidad?

Es verdad que ha habido un aire de alegría en los ciudadanos y eso es muestra de que el cambio era muy necesario. Lo que ha habido en los últimos años no era justo para Ronda, pero eso ya ha quedado en el pasado y ahora se tiene que abrir una nueva puerta. Hay que ser respetuosos, atender a los ciudadanos y ser humildes. Pero ahora hay que dejar de lado los festejos y empezar a trabajar para que los anhelos se cumplan.

¿Cómo van a afrontar los proyectos que hay parados, como la construcción del Eroski?

Los primeros días tendremos que saber exactamente dónde está cada proyecto y nos reuniremos con los máximos responsables de cada uno. Todas las iniciativas que sean buenas las vamos a perseguir  y vamos a intentar finalizarlas. Además del Eroski también está el Plan General de Ordenación, el Plan Especial del Casco Antiguo, etcétera. Son cosas que se han anunciado y se han quedado en eso, en anuncios.

La oposición tiene distintas posturas. Izquierda Unida apoya el acuerdo y el PSOE afirma que desde el primer momento va a intentar recuperar la alcaldía. ¿Cómo lo valora?

Espero que la labor de la oposición sea digna, que apoyen lo que creen positivo y que nos apoyen en los proyectos necesarios. También tiene una labor vigilante y es parte fundamental de la democracia. A Izquierda Unida le agradezco el apoyo y sé que podemos llegar a acuerdos importantes con ellos en algunos temas. Y el PSOE parece que no ha asumido la derrota, y hasta que no lo haga no podrán hacer nada bueno por la ciudad. El objetivo de la oposición no es intentar arrebatar la alcaldía, sino intentar ayudar a que Ronda salga del estancamiento en que ellos mismos la han sumido. Espero que esa postura se vaya dulcificando, y por mi parte tendrán respeto y transparencia.

¿Será tan cercana como alcaldesa como durante la campaña?

Por supuesto que sí. Durante el año y medio que he hecho campaña puerta a puerta puedo decir que ha sido la experiencia más enriquecedora de mi vida. Los ciudadanos me han enseñado cuáles son sus verdaderos problemas y han sido encantadores. Me han recibido en sus casas, y al final eso es lo más bonito. Eso no se debe perder nunca, porque es el contacto directo con la realidad.

Ya ha anunciado que quiere quitar los cordones que hay en las escaleras del Ayuntamiento.

Sí, porque la gente llega y lo primero que se encuentra es que está cerrado al paso. Pero es la casa del pueblo y debe estar abierta, no hay problema en que los ciudadanos puedan entrar y hablar con quien quieran. Con un poco de control se puede hacer todo eso.

¿Qué posición va a mantener con los proveedores?

Ese es uno de los grandes problemas que vamos a tener. En cuanto realicemos la auditoría vamos a realizar el plan de pago a proveedores, porque es necesario que cobren los servicios que han prestado. Deben ser comprensivos con la situación de estos meses pero este plan es una realidad: vamos a eliminar gastos superfluos para pagarles y que puedan crear empleo.{mospagebreak}


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*