Opinión

Proyectos “gratis total” (Nacho Garay)

La intervención de Marín Lara en la presentación del llamado, Programa Ronda 2015, fue sin duda una de las más desafortunadas que el otrora líder andalucista haya tenido a lo largo de su ya casi eterna carrera política.

El primer error cometido fue la propia convocatoria casi a la misma hora en la que el PP presentaba, con Javier Arenas a la cabeza, su lista para las elecciones, el pulso le salió mal a Marín pese a las llamadas de última hora para evitar presentar un salón de actos vacío. Hubo más empresarios que quisieron escuchar el discurso, nada triunfalista por cierto, de los populares,  que los cantos de sirena de un alcalde que ha vestido de limpio algunos proyectos que ya había ofertado en su programa electoral, cuando encabezaba, inasequible al desaliento, la lista del PA.

Entre ellos la creación de un Palacio de Exposiciones, Ferias y Congresos, que Marín Lara ya prometió en su programa electoral. En aquella ocasión, a diferencia de ahora, había cuantificado el gasto de la obra (11 millones de euros) y que sólo ofrece una modificación: el lugar previsto era el Barrio de San Francisco y ahora lo traslada a los terrenos del recinto ferial (interesados ver página 4, punto 1 del programa andalucista de 2004).

La construcción de un parking subterráneo en el Cuartel de la Concepción, es otra vieja aspiración del actual alcalde e iba en la misma página del citado programa, en el punto nº 2. Hay que recordar que Marín Lara es alcalde de Ronda desde 2004 y por tanto las ideas que ofreció hace cuatro años ha tenido siete para ejecutarlas.

 Consideraciones aparte, lo peor del discurso, posteriormente convertido en panfleto de lujo, fue la total falta de concreción en materia económica de todos los proyectos citados en el mismo, si exceptuamos el de la Biblioteca Comarcal y Centro Cultural, donde Marín hace el cuento de la lechera y  dice que se harán con el dinero que pague el concesionario del futuro aparcamiento, en unos terrenos que siguen siendo  propiedad  del Ministerio de Defensa y por los que el Ayuntamiento tendría que pagar una millonada, que tampoco se explicó en el citado encuentro de donde piensa sacar el alcalde.

La creación de un Palacio de Deportes para 5.000 personas, parece cuando menos presuntuoso  para un Ayuntamiento que ha tardado casi dos años en poner unos vestuarios y una grada para poco más de mil personas, en lo que  Marín llama pomposamente, Ciudad Deportiva, y la creación de un Parque Tecnológico en nuestra ciudad es por calificarlo con suavidad un sueño de escasa viabilidad  y que además cuenta con el inconveniente sempiterno de las malas comunicaciones.

Marín no convenció casi ni a los suyos. Muchas personas sensatas que existen en el PSOE no creen conveniente lanzarse a una campaña de promesas increíbles, sobre todo cuando grandes proyectos del candidato socialista han resultado estrepitosos fracasos, como el edificio del Mueble Rondeño, que ahí sigue sin utilidad ninguna tras haber costado 1.200.000 euros. El Centro Astronómico, que bien podría dedicarse a estudios oceanográficos, dadas las continuas inundaciones que sufre y en el que sigue invirtiendo dinero para parchear la realidad de que no sirve para nada y no interesa a casi nadie, el prometido Centro de Estudios Andaluces, que iba a tener como sede nuestra ciudad y del que nunca más se supo, la adquisición de dos bloques de viviendas en el centro para alojar familias necesitadas, la paralización absoluta de los Campos de Golf, o la promesa realizada en un memorable pleno, de que Ronda contaría con paro técnico cero en el año 2010 y la realidad es que en la actualidad Ronda  se va acercando cada vez más a la terrorífica cifra de los 5.000 parados, más del doble de los que contaba nuestra ciudad cuando Marín Lara desbancó a sus compañeros de gobierno por entonces, el PSOE, para hacerse con el sillón de la alcaldía en coalición con el PP y el GIL.

En fin, que el discurso de Marín Lara, bastante más apagado en su tono de lo habitual en él, parece más una huida hacia delante que un proyecto de “ciudad perfecta” tal como calificó el candidato, ese “futuro virtual” que nos mostró en una presentación a las que estaban invitados unos cuantos y que finalmente pagarán todos los rondeños. (Continuará)


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*