Opinión

Cuánta actividad (El Observatorio)

Inauguraciones, fotos y buzoneo indiscriminado. Así pueden resumirse estos últimos meses que nos separan de las elecciones, es el pan de cada día. Muchos partidos se muestran tremendamente preocupados por conocer las necesidades de los rondeños, los diferentes colectivos y barriadas, y es “gracioso” ver cómo a medida que pasan los meses esta preocupación se va diluyendo y cayendo en el olvido.

 

El ambiente está algo crispado ante una de las últimas actuaciones de nuestro Ayuntamiento. A finales de febrero se anunciaba que se estaba concluyendo con el pintado de las fachadas en El Fuerte. Hay vecinos que se han quejado de que sólo se pinten estas fachadas y no las de otros bloques distribuidos por toda la ciudad. ¿A qué se debe esta actuación? ¿No se hizo lo mismo en las semanas predecesoras a las pasadas elecciones? Nos podemos hacer una idea del interés en llevar a cabo esta actuación. No pensamos que los rondeños estén en contra de ello, ya que sería absurdo mostrar desacuerdo ante el posible beneficio que esta barriada pueda obtener, pero sí que nos parece un tanto sospechoso.

Y ya tenemos otra estatua dedicada al mundo del toro en nuestra ciudad. Se trata de un banderillero de metal situado en las inmediaciones de la Plaza de Toros. ¡Con la de personas a las que se podría homenajear y dedicar rincones de Ronda! Ahora que tenemos tan reciente el Día de Andalucía, día de reivincidación, de constatar que nuestra tierra no es solo folklore y fiesta, resulta algo deprimente y de muy poca imaginación por parte del equipo de gobierno.

 Tal vez si se pusieran en marcha unos presupuestos participativos los ciudadanos no se sentirían utilizados por los políticos, pero ¿es posible algo así en Ronda? ¿Están dispuestos nuestros políticos a permitir lo que sería un claro ejemplo de democracia real y efectiva? ¿Es tan difícil fomentar la participación ciudadana sin un claro objetivo electoralista? ¿Se pueden olvidar los intereses personales de los representantes políticos y pensar en los de la ciudadanía?

Muchas de estas preguntas podrán ser respondidas el 6 de abril a las 19 horas en el teatro de la Alameda. Se trata de un ensayo de democracia directa, porque los políticos no se pueden enrocar en los mítines que dirigen a ‘los suyos’ con toda una corte de palmeros inflándoles el ego; como tampoco deben limitarse a que un esbirro les haga una entrevista o monte un debate en una televisión subsidiada; ni menos pueden esconderse en la propaganda inflada que ya todos conocemos. Como bien sabemos, “una cosa es predicar y otra dar trigo”.

Creemos que la historia ya no admite más tonterías de cualquier jefezuelo, porque la gente ya no lo vamos a permitir. Ha llegado la hora de las verdades y de que la democracia se haga real entre los pueblos. Los árabes nos han tomado la delantera, pero aquí no tenemos menos motivos para movilizarnos, aunque tal vez no los veamos… de momento. Los políticos de esta ciudad han entendido este momento político y sus cabezas de lista van a acudir a nuestra convocatoria del 6 de abril. Nuestra convocatoria, que es la de ustedes: la de Ronda.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*

11 + 20 =