Ronda

El fiscal pide que se archive el caso Merinos

IU anuncia que recurrirá y Trillo se ofrece para contar lo que sabe del proceso.

 

El proyecto de Los Merinos está de suerte. Y es que en una sola semana se ha despejado buena parte del negro nubarrón que tenía sobre su cielo, aunque la incertidumbre no desaparecerá hasta que la juez que instruye el caso no se pronuncie. Únicamente queda saber si atenderá la petición del fiscal para que proceda a su archivo, al considerar que la actuación del alcalde de Ronda puede haber sido no ética ni acorde a la conservación medioambiental, pero no lo suficientemente acreditada como para considerar que ha podido cometer un delito de prevaricación. De otro lado la juez tiene a los colectivos ecologistas e Izquierda Unida, cuyo portavoz en el Ayuntamiento de Ronda, Rafael Ruiz, ya ha anunciado que aportarán nuevas pruebas para tratar de demostrar que el alcalde actuó mal a sabiendas de que lo estaba haciendo. No obstante, lo habitual suele ser que se atienda la petición de la Fiscalía.

Además, recientemente, los promotores tenían conocimiento que la delegación provincial de Medio Ambiente no les sancionaría, y es que los presuntos delitos a los que aludían los ecologistas en su denuncia del año 2006 habrían prescrito. En ese tiempo desde Medio Ambiente no se habría instruido el expediente y ahora ya no correspondería hacerlo, una vez que ha pasado el tiempo establecido en la legislación para sancionar una actuación de este tipo. En este caso, desde Ecologistas en Acción se apuntaba que los movimientos de tierra y la apertura de caminos contravenía la declaración de impacto ambiental de la Junta de Andalucía, elaborada por la propia delegación provincial de Medio Ambiente.

Fue ésta la primera pelota de partido que salvó el proyecto, que ahora ve como el alcalde rondeño tiene muchas posibilidades de salir indemne, y al que le llevó en buena parte la propia Junta de Andalucía, que también llevó a los tribunales la aprobación del proyecto por decreto de Andalucía y solicitó la paralización de las obras, aunque el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía no atendió aquella petición.

Mientras tanto, el malestar entre los representantes de los ecologistas y la coalición de izquierdas es evidente. En este sentido, el portavoz de IU en Ronda, Rafael Ruiz, señalaba que “no quiero pensar que estas decisiones tengan que ver con el cambio de partido del alcalde”, por lo que anunciaba que seguirán aportando documentación para que la Fiscalía pueda tener las pruebas necesarias para que la Fiscalía pase a pensar que sí tiene pruebas sólidas para acusar a Marín Lara y no se quede simplemente en “tirones de orejas” sobre la ética, la moral y las convicciones medioambientales del regidor en referencia a su actuación en este asunto. Además, anunciaron que van a pedir que no se archive la causa y recurrirá el archivo de la misma si finalmente se llegase a producir.

Por su parte, un portavoz de Ecologistas en Acción calificaba como “una vergüenza” la actuación de los responsables provinciales de Medio Ambiente, señalando que “es increíble que en cuatro años no hayan movido ni un papel”.

A todo ello, Marín Lara mostró  un moderado optimismo al tener conocimiento de la postura de la Fiscalía, y aunque se mostró “satisfecho”, no quiso ir más allá por “respeto” a la juez instructora, que será la encargada de tomar una decisión final sobre este caso.

Mientras tanto, el ex delegado de Medio Ambiente, Ignacio Trillo, se mostró “sorprendido” por la decisión y se ofreció al fiscal y a la juez para contar todo lo que sabe del proyecto y la actuación que considera que tuvo el actual alcalde.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*

dieciocho − 4 =