Entrevistas

Ángel Vázquez: “El Ayuntamiento debe tomar más partido si queremos una romería para todo el pueblo”

Ángel Vázquez, hermano mayor de la Virgen de la Cabeza, pondrá fin la próxima semana a su mandato tras un periodo de cuatro años. Con este motivo, hablamos con él sobre su recorrido al frente de la agrupación.

 

¿Para cuándo fijarán la fecha de las elecciones?

La fijaremos a partir del día 5 aproximadamente. Se hace así atendiendo a los estatutos, que marcan la fecha en que se abre el periodo para presentarse como candidatos a hermano mayor y otros cuatro miembros que forman la junta, y es el obispado quien confirma al hermano mayor que se presenta, porque al fin y al cabo somos una asociación pública de fieles.

¿Qué balance hace de su mandato?

He estado en el cargo cuatro años, que es el periodo que marcan los estatutos. Junto con la junta de gobierno hemos estado haciendo una revisión del estatuto y las reglas y dinamizando la hermandad en todos los sentidos. No sólo en la época de la romería sino también con misas en verano y misas mensuales. Además hemos tenido una caseta en la feria, hemos montado una carroza en navidad, hemos dado de merendar a niños y mayores, hemos viajado a santuarios marianos, hemos celebrado los cabildos reglamentarios, dos o tres  comidas de hermandad al año…

Ese era uno de sus objetivos, que la hermandad tuviera vida durante todo el año. ¿Cree que se ha conseguido?

Creo que sí, aunque hay que tener claro que todas las hermandades, como las asociaciones, la forman más personas de las que luego participan en las actividades. Nuestra satisfacción hubiera sido que la participación hubiera sido mayor, pero igual que ocurre en todas las juntas de gobierno. Pero creo que hemos tenido una respuesta adecuada, acorde a lo que se suele mover en torno a este tipo de asociaciones. Teníamos varios objetivos al principio y uno de ellos era este, conseguir una mayor dinamización, además de otras cosas que también hemos conseguido, como seguir hermanados con distintas hermandades de nuestro alrededor, adecentar la zona de las cuevas y la ermita, reparar el retablo de la virgen en Santa María, el baldaquino para acoger mejor a nuestra imagen… En fin, han sido cuatro años en los que no hemos parado. Nos hemos reunido infinidad de veces. Y a nivel particular yo he crecido mucho en la hermandad, así que estoy muy agradecido.

¿Algún objetivo que no se haya podido cumplir?

Al principio sobre todo nos propusimos que el culto de la Virgen de la Cabeza fuera centro de atención en Ronda y la Serranía. Sí que hemos conseguido que el resto de hermandades de Ronda fijen su mirada en la nuestra, porque nosotros hemos acudido a sus cultos y ellos han hecho lo mismo con nosotros. Pero nos hubiera gustado que hubiera participado más la Serranía. Por eso creo que para la romería, el Ayuntamiento debería apostar más por la celebración. Porque nosotros organizamos una romería para la hermandad, y extrapolarlo al todo el pueblo es más complicado. Creo que hay muchos rondeños que estarían dispuestos a participar pero no lo hacen porque no se les convoca a nivel municipal, como pasa en Setenil o Arriate, por ejemplo. Con esto no quiero decir que el Ayuntamiento no colabore, porque Fiestas y Tradiciones Populares se vuelca con nosotros y nos facilita todo lo que pedidos y hasta lo que no pedimos. Pero si queremos una romería para todo el pueblo, sí que debería tomar más partido el Ayuntamiento.

¿Cómo está evolucionando el número de hermanos?

Se ha estabilizado la cifra, estamos en torno a 600 miembros. Es cierto que cuando tomamos parte en la última junta de gobierno había muchos hermanos que aunque figuraban en la lista, no participaban. Pero en estos años hemos depurado la relación de hermanos, y de los 600 hay 400 adultos y el resto son menores de 16 años y forman parte de la hermandad de forma gratuita. Yo lo considero un número aceptable.

¿Se ha planteado alguna vez la posibilidad de continuar en el cargo?

Entendemos que las hermandades deben renovarse cada cuatro años, que es el periodo que marcan los estatutos. Es verdad que a mí me gustaría seguir, pero mis circunstancias personales no me permitirían desarrollar la labor otros cuatro años más, y prefiero no presentarme para no tener que dimitir al cabo de un tiempo. Pero estoy seguro de que quien venga lo hará muy bien.

En cuatro años habrá vivido tanto momentos buenos como momentos malos. ¿Cuáles destacarías?

En el balance me quedo con lo bueno. Lo malo no voy a recordarlo porque seguramente todos nos acordamos. Momentos buenos, por ejemplo, ver al pueblo de Ronda volcado con la procesión durante la romería no tiene nombre. Ver a la asociación Abul Beka, la Asociación de Caballistas, los coros, el grupo de Tenerife del año pasado, todos colaborando con nosotros. Y también un acto cercano al culto del Triduo, el Rosario de la Aurora. Pasearse por Ronda con violines, guitarras, campanas, etcétera, llena mucho, es algo que recomiendo asistir a todos.

¿Algún consejo a su sucesor?

Que tenga fe y esperanza, y que amando a Dios y a su bendita madre todo vendrá rodado.

Gracias, y que siga trabajando por la hermandad, que eso seguro que lo va a hacer.

Gracias a vosotros porque en estos cuatro años la hermandad se ha sentido muy unida a los medios y habéis colaborado con nosotros.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*