Opinión

Menuda justicia

Nos encontramos esta semana a los procuradores rondeños de uñas con la Administración de Justicia de la Junta de Andalucía y, de ser ciertas sus quejas, y no tenemos motivos para no creerles, la situación es de lo más ridícula que hemos vivido en los últimos tiempos. Y es que recluir a este colectivo profesional en unas dependencias minúsculas, cuando el nuevo edificio judicial, que recibe el nombre de Palacio de la Justicia, tiene una planta completamente vacía, resulta injustificable de todas las maneras.

A todo ello, los argumentos para mantenerla cerrada son de lo más peregrino. No incrementar el gasto en limpieza. Pues si con esas andamos, menuda Justicia que nos espera, porque si ya no tenemos ni para limpieza, pues ustedes me contarán para que vamos a tenerlo. Está bien eso de ahorrar en tiempos de crisis, pero estamos llegando a unos extremos ridículos, cuando en otros aspectos se sigue tirando con pólvora ajena en cuestiones de poca importancia y por cantidades muy superiores.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*

4 × dos =