Opinión

El Festival de Cine (Observatorio de Práctica Política de Ronda)

¡Qué magnífico festival de cine! Sí, claro, me refiero al ‘Festival Internacional’, subtitulado ‘cine político para el siglo XXI’ que se acaba de celebrar en Ronda del 27 de noviembre al 4 de diciembre. ¿Que no se han enterado? No es posible. Bueno, tal vez sí lo sea, porque en esta ciudad no se sabía nada cuando parte del programa ya había salido en el ‘Giraldillo’ de Sevilla. Parece que ha sido más un festival para la gente de fuera que para la ciudadanía local, ya que pudimos contar con la presencia de casi cien alumnos de la Universidad Camilo José Cela de Madrid, cantidad de periodistas y críticos del medio, además de los organizadores del evento, actores y actrices y otras gentes del cine. Y, sin embargo, ausencia casi total de rondeños. Por supuesto que sí asistimos un grupo fiel que estuvimos casi todos los días, por ejemplo, algunos extranjeros y el grupo del Observatorio de Práctica Política en Ronda, que es gente muy interesada por la política propia de la población civil organizada (no partidista). También ha sido muy interesante que acudieran a la sesión matinal el alumnado de los institutos de Ronda. A ver si sembrando en esa tierra joven se despierta el interés y la participación democrática de futuras generaciones.

Salvo en momentos ‘estelares’ de inauguraciones o clausuras no vi ni a un solo político en la proyección de los films, exceptuando a la Concejala de Cultura, que sí acudió con bastante frecuencia. Es absolutamente increíble que un evento que ha tenido semejante proyección en los medios haya tenido lugar ante la total indiferencia de la clase política, lo cual nos confirma que a los políticos no les interesa la política en su sentido más noble, sino el politiqueo de sus mediocres, por no decir ruines, intereses. Les interesa la pasarela y la foto de esta catetada infinita que supone la vida política rondeña. Ni un debate, ni una idea, ni una destello de creatividad, ni una ilusión, ni una originalidad, ni siquiera un ‘buen rollito’. La gente siente bastante desafecto por la clase política y si no lo muestran con más rotundidad es porque tienen miedo, sí. Miedo a las represalias, a la pérdida del puesto de trabajo, a la persecución o a la difamación. Es una pena, pero cuando parte de los medios han sido ‘comprados’ no es extraño que la gente dormite ante el monólogo propagandístico del aburridísimo discurso político. Más que ciudad soñada, Ronda parece una ciudad durmiente.

Me dirán, ¿y el Festival? ¿No fue una buena idea? No irán a creer que fue del Alcalde. Esa idea se gestó en otro lugares, pero él le dio acogida y la financió, lo cual es de agradecer. Esperemos que continúe con unos o con otros.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*

9 + 4 =