Cultura y Sociedad

Espléndido Miércoles Santo con el frío como protagonista

La Columna y el Silencio impresionaron al numeroso público que se congregó en las calles.

 

El Miércoles Santo rondeño contrasta por la gran diferencia de estilos de las dos hermandades que procesionan. Ayer no fue una excepción. Ambas únicamente tienen en común que cuentan con dos de los desfiles más largos de la Semana Santa rondeña, con interminables filas de hermanos nazarenos.


Cuando comenzaba a caer el día, la Columna ponía en la calle a sus Santos titulares, Padre Jesús en la Columna y María Santísima de la Esperanza, que estuvieron acompañados por tres bandas de música y un gran cortejo de mujeres ataviadas con la tradicional mantilla. Tampoco faltó la señal de luto por el hermano mayor de los Gitanos y una de las hermanas de fila de esta Hermandad. La muestra, una rosa negra en la mano de la novia de Ronda.


Por la noche el Silencio tomó las calles de la ciudad del Tajo. Impresionante imagen para el recuerdo la vivida a las puertas de Santa María la Mayor. Silencio absoluto. Sólo el ruido que provocaban las enormes cadenas de los penitentes sobre el empedrado se hacía oír en la oscuridad de la noche, aumentada por el apagado del alumbrado público. Las campanas de Santa María tocaban duelo y una solitaria lechuza quiso poner su particular voz en un ambiente de recogimiento por la muerte de Cristo crucificado.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*

cuatro − 1 =