Entrevistas

Alberto Orozco: “Hemos reservado un 10% de viviendas protegidas para jóvenes”

Se cumple un año desde que Alberto Orozco se pusiera al frente de las delegaciones de Juventud y Medio Ambiente. Con motivo de este aniversario, charlamos con él sobre su trabajo en Juventud.

 

Se cumple un año desde su toma de posesión. ¿Qué balance hace de este tiempo?

Es difícil hacer balance porque todavía no encajo bien la perspectiva del tiempo. Pero es balance es positivo, porque ha habido que gestionar mucho, que contar con muchos poyos, implicar a organizaciones y administraciones… Y eso me ha dado un conocimiento muy importante. Es un año de toma de contacto con lo que había y lo que hay que hacer. Y este año, con las cosas más asentadas en las dos áreas, Juventud y Medio Ambiente, creo que vamos a tocar puntos concretos para solventar algunas prioridades.

 

En cuanto a la Delegación de Juventud, ¿qué perspectivas había en un principio, cuáles hay ahora y cuáles son las prioridades?

Había un problema cuando yo llegué, y todavía lo hay, y es la falta de implicación de los jóvenes. Tanto a la hora de decidir las políticas como en la organización de la delegación. Entonces, por un lado hay que seguir trabajando en las actividades lúdicas, hay que apostar porque la gente joven tenga su espacio y se sienta partícipe, y por otro, hay que implicar a otras delegaciones para que los jóvenes consigan sus metas. Ahora, por ejemplo, con las nuevas ordenanzas que se aprobaron en el último pleno se van a crear un registro con personas con necesidades de tener viviendas protegidas, y algo que pudimos sacar adelante es reservar un cupo del 10% para menores de 35 años. Ese es uno de los principales problemas de la juventud; no se emancipan porque no pueden permitirse una vivienda. Y nosotros queremos colaborar con eso. También la formación de nuestros jóvenes, y para ello apostamos por talleres de larga y corta duración, que no sólo sirva para el disfrute, sino para su formación académica. Son objetivos que marcan los propios jóvenes, porque nos demandan los cursos: de informática, de educación infantil, de integración social… Se trata de hacer partícipes a los jóvenes de las políticas de juventud.

 

Es un hecho que a los jóvenes les sigue costando acercarse a la administración. ¿Cree que eso se va superando?

Lo que voy observando es que cada vez tenemos nuevas formas de acercarnos a los jóvenes. Antes la filosofía era esperar a que se acercaran a nosotros, y ahora es al revés, nosotros vamos a los institutos, a sus zonas de actuación, les vamos a mostrar nuestra programación y a pedir su colaboración. Tenemos muchos programas, por ejemplo esta semana vamos a firmar con la asociación Infoeuropa, que trabaja mucho con la Diputación de Málaga, y vamos a firmar un convenio para abrir a nuestros jóvenes el camino a Europa: voluntariado, complementación de estudios, creación de asociaciones, etc. Firmaremos para cinco meses, para traer charlas a los institutos y crear una oficina en la Casa  

¿Está teniendo éxito la figura del corresponsal juvenil?

Evidentemente, se acercan según las actividades y la implicación que les demos. Por ejemplo, en la actividad de Halloween, fueron los propios corresponsales, autorizados por nuestros técnicos y por Ludus, organizaron todo el evento. Y eso hizo que participaran 500 jóvenes. Es decir, que cuando la gente joven se implica y organiza actividades, se implican también otros jóvenes. Eso ha supuesto que después de la fiesta se acercaran unos diez jóvenes para informarse y formar parte de los corresponsales, por lo que Ronda se ha convertido en uno de los municipios que más ha aumentado su número de corresponsales juveniles este año, y eso es muy positivo en una ciudad donde muchos se van fuera a los 18 años y por tanto se hace difícil crear un tejido juvenil. Y eso es un gran reto para cualquier delegado de Juventud: crear asociaciones y crear los corresponsales juveniles, que son los medios de difusión de las políticas juveniles: se comprenden entre ellos, hablan el mismo lenguaje.

 

Usted siempre dice que todas las políticas, y en especial las de juventud, tienen que ser muy transversales. ¿Cómo está respondiendo en ese sentido el equipo de gobierno?

Bueno, hay áreas de mayor prioridad que otras, pero están respondiendo bien. Por ejemplo, a Maria José Martín de Haro se le pidió la creación del cupo para las viviendas protegidas y aceptó de muy buena gana. Aquí no se pueden vender castillos de arena, hay que hacer medidas concretas. Hay muchas actividades que unen cultura y juventud, como un ciclo de música que queremos hacer, una música más cercana a ellos. Y ya estamos en conversaciones la delegada de Cultura y yo para ponerlo en marcha. También colaboramos con Encarnación Narváez, para integrar a jóvenes y mayores, y con Antonio Aranda, que desde Salud pone en marcha un programa de alimentación saludable para la gente joven y otros proyectos, y nosotros colaboramos con ellos. El gobierno es consciente de la necesidad de esta transversalidad, porque nosotros se lo transmitimos, y conforme vayamos avanzando y la demanda de actividades sea mayor, seguiremos contando con más colaboración, de eso no me cabe duda.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*