Opinión

Obras en la carretera de Ardales

Han sido varias veces que desde este medio hemos puesto la puntilla a los inexplicables retrasos que acumulan las obras de construcción del último tramo de la carretera entre Ronda y Ardales, que por muchas explicaciones que se puedan dar, no tienen justificación.

No obstante, salga desde estas líneas esta semana un reconocimiento hacia la Consejería de Obras, que ha emprendido al mismo tiempo una actuación sobre los puntos de esta carretera que presentan importantes deficiencias en la calzada.

De seguir al ritmo que se han iniciado las obras todo hacia indicar que pueden coincidir con la terminación de los trabajo del eterno tramo, lo que dejaría una vía de comunicación aceptable con el interior de la provincia, en lo que podría ser un alivio a las pésimas comunicaciones con las que cuenta en estos momentos nuestra ciudad.

Esperemos que el tramo más extenso sobre el que también se anuncia una actuación tenga la misma celeridad que parece que llevan las actuaciones anteriores, lo que sería de agradecer, después de las aventuras que se han tenido que vivir en esta carretera por muchos conductores durante años.

Mientras tanto, los muchos visitantes que llegan a la ciudad en estas fechas se siguen asombrando de las pésimas carreteras que tiene una de las ciudades más conocidas de Andalucía, que se encuentra dentro del ‘top ten’ en cuanto al número de visitas que llegan a ella.

Quizás alguien deba pensar ahora, cuando se dice que el motor de la economía no es la construcción y sí el turismo, que la imagen de que llevan de esta querida Andalucía varios millones de visitantes al año es de tener carreteras del tercer mundo.

Sería el momento ideal de pensar en pagar la deuda histórica que el Gobierno de la Junta de Andalucía tiene con nuestra ciudad en este apartado, ahora que este término anda tan de moda. Esperemos que alguien se de cuenta.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*

cuatro + 2 =