Entrevistas

Inmaculada Orozco Jiménez – Dama Goyesca 2008

Antes de comenzar la entrevista, coge un abanico y  juguetea con él. “Tengo que hacer algo con las manos”, explica. Lo de atender a los periodistas es lo que peor lleva de ser Dama Goyesca. “Me retraigo un poco, ya que no estoy acostumbrada”. Inmaculada Orozco es del barrio de San Francisco y estudia 2º curso de Administración y Finanzas en Málaga.

¿Estás preparada para afrontar los muchos compromisos que te esperan?
La verdad es que es dificil tener tantos actos, y hay cosas que echaré de menos. Pero creo que es una manera diferente de pasar la feria. Durante los actos estaré con las demas Goyescas y luego me escaparé para irme por ahí con mis amigas.

¿Has sentido el apoyo de tu familia en esto?
Muchísimo, están todos muy contentos e ilusionados. En especial mi madre, que me ha ayudado con todos los preparativos. De hecho, si no fuera por ella seguramente no estaría aquí ahora.

¿Es la primera vez que te presentas para ser Dama Goyesca?
Si, es la primera vez. Y además antes nunca me lo había planteado. Lo que pasa es que me animaron, y así decidí presentarme.

La corrida es el momento cumbre de las fiestas. ¿La esperas con ganas?
Todos los momentos me hacen ilusión, pero este es el que más. Voy todos los años, porque me gustan mucho los toros. No soy ninguna experta en el tema, pero sí que me gustan.

¿Un torero?
No tengo ningún torero que prefiera especialmente. Aunque sí tengo varios que me gustan: Javier Conde, los hermanos Rivera, José Tomás…

¿Cómo está siendo la relación entre todas las Damas?
Tenemos una relación estupenda. Hacemos muchos encuentros, digamos, extraoficiales, y nos lo pasamos muy bien. Por ejemplo, el pasado fin de semana hicimos una barbacoa en mi casa. Y otra vez  celebramos los cumpleaños de tres de nosotras, que cumplimos años en fechas cercanas.

¿Y con la presidenta?
Genial, Maite es encantadora. Es muy cercana y sencilla. Nos ayuda en lo que haga falta.

Ahora te pueden salir pretendientes. ¿Tienes novio?
Si,  llevo cuatro años con él.

Casi nada. ¿Y cómo lo lleva?
Muy bien, está muy contento y me apoya mucho.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*